martes, 27 de julio de 2010

Madioca frita (yuca frita)

16 comentarios
Imprime esta entrada Vamos con una receta, que ya toca.

Esto que veis arriba es una raiz de yuca. En Brasil se llama mandioca. Allí hace las veces de patata. De ella se extrae harina, que llaman farofa y almidón, que llaman polvilho. Hace falta cocelar antes de comerla porque contiene una toxina (si queréis saber cual y bla, bla, bla, miradlo en wikipedia). La verdad, siempre me asombra la sabiduría que hay que tener para aprovechar las plantas a nuestro alrededor y sacarles el mayor partido. De regalo, no tiene glutén por lo tanto es apto para celiacos.

Hace ya once años que me marché de Brasil y tengo que reconocer que ultimamente me está dando la saudade, la morriña. Tengo un picor en el cuerpo que no se me pasa, una desazón que no me deja tranquila. Quiero volver al país que vio a mis dos primeros hijos nacer. Dar una vuelta por mi barrio, ir a la feira hippie, visitar la guardería de los enanos, enseñarles su hospital, ver la bóveda celeste del sur otra vez. Quiero volver a los restaurantes que frecuentábamos, quiero comer pizza con catupiry, surubim na brasa, moqueca de peixe, pâo de quiejo, bobó de camarâo, quiero beber una caipi-vodka al calor de la noche, quiero oír música brasileira en directo... Ironman: ¿me captas?

Mientras espero que mi héroe haga mi sueño realidad, he preparado un poco de mandioca frita (a ver si le despierto la saudade). Se puede servir como acompañamiento al plato principal o como aperitivo, con una cerveza bien fría.

Veréis, es bien sencillo. Cuando lo probéis, no volveréis a mirar para las patatas fritas.

Madioca frita

Ingredientes:
  • una raiz de yuca
  • aceite de girasol (supongo que con aceite de oliva esté aún mejor, pero esta vez voy a ser purista, el Brasil se usa el aceite de girasol)
  • agua
  • sal
Método:
  1. En un cazo, pon agua con sal a calentar.
  2. Pela la mandioca o yuca y córtala en tres o cuatro (dependiendo del tamaño) trozos grandes.
  3. La yuca tiene una parte leñosa en el medio que hay que descartar. Buena suerte con esto. Yo me dejé algún trozo leñoso: estuvimos a punto de perder un diente al toparnos con ella...
  4. Cuence la yuca durante una media hora, hasta que esté blanda, pero no a punto de deshacerse. Escúrrela bien y deja que se enfríe.
  5. Calienta abundante aceite de girasol en un cazo profundo o freidora.
  6. Corta los trozos de yuca en deditos:
  7. Fríelos a fuego fuerte hasta que estén doraditos. Escúrrelos sobre papel de cocina y rectifica de sal si es necesario.
  8. Sírvelos bien calientes acompañados de una cerveza gelada (helada).

16 comentarios:

Beluga says:
martes, 27 julio, 2010

Te aseguro que pienso probarlo, no a comerlo, que ya lo hice hace unos días y confirmo que está para chuparse los dedos, sino a cocinarlos,a ritmo brasileiro
Besos

Luis says:
martes, 27 julio, 2010

Que rica... esa me la ponian en el hotel Le Méridien de Copacabana de aperitivo con una cervecita bien fría si... lo intentaré en mi casa Congui... y échame al teutón a mi... ya veras como le convenzo pa que te lleve alli de nuevo... mecaguennnn.. Besis

Tordon says:
martes, 27 julio, 2010

madiuca-frita-congui-yuca-nene-guta-ñam-ñam...

Daeddalus says:
miércoles, 28 julio, 2010

Siempre he tenido mucha curiosidad por probar la yuca pero nunca la he probado. Tengo que animarme a probar a hacerlo en casa un día de estos.

Luna says:
miércoles, 28 julio, 2010

Buenas querida Conguito!
Yo la conocia cocida, (Al otro lado del charco), y no me acabo de convencer, por lo que aqui me limito a verla en los supermercados.
La idea me parece original, si señora!
Sera cuestion de probarla... ademas no me parece muy complicado.
Antes tengo que mirar como va de azucares, tengo al jefe un poco dulce, y de momento los dulces y cosas asi estan con el cartel de prohibido!
Pero lo probare...
Besos guapa!
Rosa

Daeddalus says:
miércoles, 28 julio, 2010

Sí, quedan claras mis ganas de probarla. He repetido el mismo verbo tres veces en la misma frase.

Conguito says:
miércoles, 28 julio, 2010

¡Hola Beluga!

Pues si necesitas música brasileira de fondo te la paso. Prefieres bossanova, samba, forró...

Besos

Conguito says:
miércoles, 28 julio, 2010

¡Ay, Luis, Copacabama! ¡Qué recuerdos! Por ahí también tengo que pasar, y por tantos otros lugares... Tengo que comenzar a ahorrar ya de ya.

Besinos

Conguito says:
miércoles, 28 julio, 2010

Estimado Presi:

Le veo en franca regresión a la infancia...

Conguito says:
miércoles, 28 julio, 2010

No dejes de intentarlo, Dae. A mí me gusta incluso más que las patatas fritas, que ya es mucho decir...

Conguito says:
miércoles, 28 julio, 2010

Hola Luna!

Claro, cocida es será de lo más sosaina.

De azúcar debe de andar bien, puesto que se saca el almidón de ella también. Si no es apta para el consorte, puedes prepararla y congelar antes de freír los trozos que no vayas a usar. Luego simplemente los fríes directamente congelados, como las patatas fritas.

Ya me contarás.

Besos

Conguito says:
miércoles, 28 julio, 2010

Pero mira que eres purista, Dae. Si no dices nada ni se nota!

Anónimo says:
miércoles, 28 julio, 2010

... cv enviado !!!

Conguito says:
jueves, 29 julio, 2010

¡Que yo a Brasil quiero ir de visitaaaaaaaaaa!

Besos

Impasse says:
jueves, 29 julio, 2010

Nam, ñam, ñam.Ya sabes lo mucho que me gusta la cocina mineira y en general brasileira.
Espero que me la hagas, porque lo de prepararla parece un poco latoso. Claro, que todo es ponerse...
Besos

Conguito says:
viernes, 30 julio, 2010

Eso está hecho, Impasse.

Besos