jueves, 30 de abril de 2009

Houston Ballet en el Campoamor

0 comentarios
Además de para la enana y para mí, hoy tenía dos entradas extras y se me ocurrió llevar a los enanos 2 y 3. Craso error. El nº 3 se pasó todo el tiempo que pudo quejándose, con el nº 2 haciéndole eco de vez en cuando. En fin, paciencia.

El Houston Ballet es una compañía con un nivel técnico y artístico excelente. Esperemos que la compañía de mi admirado Ángel Corella llegue alguna vez al mismo, por ahora tiene camino que recorrer. Pero a lo que vamos. Debe ser una gozada ver un ballet clásico, de los de toda la vida, ejecutado por esta compañía. Por desgracia, sólo nos ofrecieron obrillas modernas. No sé si el responsable de seleccionar-contratar las compañías lo pide, o es que una gran producción no cabe en el escenario o a lo mejor es demasiado caro.

Las dos primeras actuaciones, Mediaeval Beabes y Solo me dejaron fría. Mediaeval Beabes eran un montón de chicas bailando al son de músical medieval, la madre de todas las músicas folk (menos flamenco). Casi podía uno distinguir las canciones infantiles, claro que en España las hemos sustituido por las de los payasos de la tele. Solo eran tres tíos muy atléticos bailando una pieza de Bach: suite para violín nº 3 en re menor. A mi me gusta cuando el ballet transmite sentimientos, cuando me eriza la piel y me emociona, cuando cuenta una historia y no cuando es simplemente una sucesión de movimientos acompasados con música de fondo. A juzgar por los aplausos, no estoy sola.

La tercera, Hush (música de Yo-Yo Ma y McFerrin) ya se acercó más a lo que me gusta. La música era graciosa, piezas de música clásica "cantadas" por Bobbi McFerrin y una familia mostrándonos pues eso, la vida familiar: unos niños juguetones, una adolescente soñadora, un tiempo para la pareja mientras los niños duermen y la dura vida para sacar a todos adelante. Gustó bastante, incluso al enano nº2.

El plato fuerte vino al final, Nosotros. Música fantástica de Rachmaninoff (variaciones sobre Paganini op. 43) que estoy escuchando de nuevo en estos momentos. Esta pieza me electrocutó. Un montón de parejas en el escenario haciendo un pas-à-deux detrás de otro. No había historia, o tal vez sea la historia más antigua del mundo: la relación con la pareja. En fin transmitían sentimientos. Esto demuestra que se pueden diseñar coreografías modernas y bonitas, cosa que no se ve a menudo.

Y, como la esperanza es lo último que se pierde, espero que los refunfuños de los enanos hayan sido una pose y que hayan disfrutado algo con este espectáculo.

miércoles, 29 de abril de 2009

Galletas de café y chocolate

5 comentarios
Uno de los mejores inventos norteamericanos son las famosas chocolate chip cookies. Me encantan. Me puedo poner mala comiéndome una docena seguidas.

Pensando, pensando, se me ocurrió darle un toque a mi receta favorita de estas galletas, les añadí café. Si queréis probarlas, aquí está la receta:

Galletas de café y chocolate

Ingredientes:
  • 175 gr. harina
  • 1/2 cucharadita bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita sal
  • 100 gr. mantequilla, blanda
  • 75 gr. azúcar moreno
  • 75 gr. azúcar
  • 1/2 cucharada esencia vainilla
  • 1 huevo
  • 250 gr. chocolate negro, en trocitos
  • 3 cucharadas café instantáneo
  • un puñado nueces, troceadas (opcional)
Método:
  1. En un bol, mezcla harina, sal, bicarbonato y café instantáneo. Reserva.
  2. En otro bol, bate la mantequilla con los azúcares. Cuando tome un color blanquecino, añade el huevo y revuelve hasta que esté bien incorporado. Añade la esencia de vainilla.
  3. Incorpora la mezcla de harina y revuelve lo justo para que esté mezclado.
  4. Añade el chocolate en trozos y las nueces.
  5. Dale forma de serpiente a la masa y envuélvela en papel transparente de cocina. Deja que repose al menos media hora en la nevera (yo la suelo dejar varios días, hasta que tengo tiempo para cocerla).
  6. Corta el tubo en rodajas, disponlas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y cuécelas en horno precalentado a 180ºC unos 10 min. Deja que se enfríen sobre la placa, fuera del horno.
  7. Trata de comer sólo una.

Tarta de fresas y nata

2 comentarios
El otro día cerramos el maratón de cumpleaños de mi familia, todos parecen haber nacido entre marzo y abril. Mi niña eligió una tarta fresas. Aquí está la receta:

Tarta de fresas y nata

Ingredientes:

Bizcocho genovesa:
  • 3 huevos, separados claras y yemas
  • 3 cucharadas agua muy caliente
  • 100 gr. azúcar
  • 100 gr. harina
  • 1 cucharada rasa levadura química
  • 25 gr. maicena
Relleno:
  • 400 ml. nata para montar, muy fría
  • 80 gr. azúcar glass
  • 600 gr. fresas
Decoración:
  • Azúcar glass
  • Fresas enteras
Método:
  1. Vamos a comenzar con el bizcocho genovesa. Engrasa un molde redondo de 26 cm. de diámetro y fórralo con papel de hornear.
  2. Tamiza harina, levadura y maizena. Reserva.
  3. Bate las yemas con el agua caliente hasta que doblen su volumen y su color sea un amarillo pálido.
  4. Añade el azúcar y sigue batiendo.
  5. Incorpora cuidadosamente la harina.
  6. Bate las claras a punto de nieve e incorpóralas con movimientos envolventes.
  7. Vierte todo en el molde y cuece en horno precalentado a 180º C durante 30 min.
  8. Deja que se enfríe boca abajo sobre una rejilla.
  9. Cuando esté frío, cortalo en dos discos horizontalmente.
  10. Bate la nata, cuando comience a coger cuerpo, añade el azúcar glass. Bate hasta que esté bien firme.
  11. Lava y corta transversalmente las fresas.
  12. Pon el disco superior sobre un plato de servir. Coloca un aro del diámetro del bizcocho alrededor.
  13. Pon las mitades de fresas contra la pared del aro, el resto en el centro del bizcocho.
  14. Extiende la nata sobre las fresas, apretando para que llene los huecos.
  15. Coloca el disco inferior de tapa. Deja que se enfríe un par de horas en la nevera. Retira el aro.
  16. Espolvorea con azúcar glass y dispón unas fresas enteras para decorar.

martes, 28 de abril de 2009

Guillén la Fuerza 2 - Centro Asturiano 12

4 comentarios
El en Torneo de Fútbol de Barrios de Oviedo, se clasifican los primeros de cada grupo (hay cinco) y los tres mejores segundos. Nuestros chicos han quedado segundos del grupo.

El otro día, su entrenador les dijo que necesitaban ganar este último partido (fase previa) con al menos nueve goles de diferencia para pasar a la segunda fase. Les ha sobrado uno. Pueden estar orgullosos de sí mismos. Se han permitido hasta el lujo de fallar un penalty.

Comenzamos el partido (mi enano) en el banquillo. Bienvenida sea la novedad. Nuestros chicos entraron fuertes y sorprendieron al otro equipo con dos goles en los primeros cinco minutos. Luego llegó el penalty fallido. Nos desconcentramos un poco y lo pagamos encajando un gol.

La primera parte terminó con un balance de cinco a uno a nuestro favor. No obstante, según me enteré más tarde, el entrenador les cantó las cuarenta durante los cinco minutos del intermedio. Según él, era el partido que peor estaban jugando. Él sabrá lo que quería decir.
Como siempre que se juega con un equipo técnicamente no muy dotado, se dedican a hacer faltas como campeones. La novedad es que esta vez no le tocó a mi enano ser la víctima.
Me encanta el compañerismo que los miembros del equipo tienen. Vienen de todas partes del campo, los del banquillo saltan como resortes a ayudar al herido. Lo ponen en pie entre todos, unas palmaditas al hombro y ¡listo! ¡a seguir jugando!

De purita desesperación, el Guillén metió un golazo en el saque desde el medio campo después nuestro décimo gol. Un zambombazo imparable.

El final feliz de este encuentro ya lo dice el título: doce a dos para nosotros. Objetivo cumplido. Nos marchamos corriendo a casa, en nuestro caso a acabar los deberes, los demás a ver la segunda parte de la Champions. ¿Vida es fútbol o fútbol es vida?
Entre tanto gol, pude campar uno a balón parado. Una falta directa. Un señor gol por toda la escuadra.

video
Todavía no sabemos si hemos pasado a la siguiente fase. Depende de lo que los demás segundos hayan hecho, o dejado de hacer. ¿Tendremos, los sufridos padres, que seguir pasando frío los martes o se habrá acabado la pesadilla?

lunes, 27 de abril de 2009

Déjà vu

4 comentarios
Hace ya 14 años que la enana nació. Dentro de poco será más alta que yo. Ya es más lista, aplicada, guapa, encantadora, atlética, diplomática... Mi versión mejorada: Conguito 2.0. En breve me empezará a llamar enana (cariñosamente, espero).

Revolviendo en los miles de albumes que mi madre posee en busca de fotos para el montaje del cumple de mi papi, me topé con una instantánea de mí misma a la tierna edad de un mes. Somos tan parecidas que me da hasta miedo. Premio para el que adivine quién es quién.

Sólo que ahora mi princesa ya no es un bebé. Es una mocita, como se puede apreciar en la foto.
Total que lo celebramos el domingo con la familia y los regalos. La receta de la tarta, casera por su puesto, en los próximos días, cuando no tenga nada que decir.

Pero no la íbamos a dejar sin sorpresita el día mismo de su cumple. Tortitas y más velas.
video

domingo, 26 de abril de 2009

La Montaña Embrujada

0 comentarios
Sesión de cine familiar. Cada vez es más difícil encontrar una peli que nos guste a todos. Los enanos 2 y 3 están inmersos en el mundo de la Guerra de las Galaxias, que sólo abandonan para visitar el mundo de Terminator. Una delicia. La enana nº1 los mira con indiferencia algo desdeñosa desde su pedestal de jovencita. Pero suficiente con disquisiciones sobre gustos y disgustos de diferentes enanos. A lo que vamos: La Montaña Embrujada.

Se podría decir que esta es la versión siglo-veintiuñera (¡olé!) de E.T. Tómese la peli antigua por la mitad, añadánse un extraterreste más(he visto que ahora se les prefiere llamar alienígenas, como dice mi jefe "ahora que aprendemos a decir perícula, se dice flim"), doble ración de malos, triple ración de acción, el comienzo de un romance y, voilà, película nueva.

Es entretenida, con un buen equilibrio entre humor, acción y suspense. A pesar de lo conocido del argumento y de la certeza del final, me ha conseguido sorprender en el desarrollo de los acontecimientos, lo cual no es fácil, que ya he visto muchas pelis.

Es una cinta familiar, totalmente blanca, no hay:
  • desnudos, escenas tórridas, vamos, ni besitos
  • sangre y, aunque se zurran de lo lindo, oye, ni rasguños
  • muertos, excepto un muy, muy malo pero se deja a la imaginación del público
Sí hay un final muy, muy, muy feliz. Justo lo que necesitábamos. Ya os digo, yo pa' realidad, me basta con la mía.

Recuento de líneas: 19 sin contar espacios. Tengo que mejorar.

sábado, 25 de abril de 2009

La Luna fue su cómplice y Escuchar, todo un reto

6 comentarios
Todos los años el colegio de los enanos celebra un concurso literario por clases. Este año los enanos nº 1 y 2 han ganado. Las imágenes las he tomado prestadas de imágenes google. Aquí están sus relatos:

La Luna fue su cómplice

Sabía que tenía que escapar, que le quedaban pocas horas. Debia aprovechar la noche.

El barco zarparía muy pronto, tenía que darse prisa, ya no quedaba apenas tiempo. No llevaría equipaje, empezaría de cero en su nueva vida. Haría borrón y cuenta nueva.

Ya faltaba poco, muy poco... y por fin había llegado, ya lo veía, allí estaba el barco, solamente quedaba esconderse: se le daba muy bien pasar desapercibida. Tenía que colarse en el barco y cuidar de que nadie se diera cuenta. Era pequeña y delgada, seguro que cabría en una de esas cajas de cargamento que iban a ser subidas al barco.

Rápida y silenciosamente entró en una de las cajas de madera. Había algo escrito en ella, pero no sabía leer, ni tampoco escribir. No había tenido la suerte de ir a un colegio, tampoco la suerte de que alguien le enseñara. Tenía que robar para comer. Cuando era pequeña, se padre se fue a la guerra... pero nunca más volvió, y cuando destruyeron se casa ella misma tuvo que presenciar la muerte de su madre. Por eso debía huir: aquel ya no era su sitio, su hogar. En los trece años que allí había vivido, había aprendido a desconfiar de todo y de todos, y también había aprendido a guiarse por el instinto...

Y se quedó dormida.

De pronto notó una gran sacudida. El barco había anclado y supo que lo había conseguido, que había llegado "al otro lado". Era España, pero ella no lo sabía, sólo sabía que debía actuar rápido. Salió de la caja y corrió a esconderse a la playa. Pensó que tras las rocas no la verían y se deslizó por la arena. Escogió la roca más grande, de un color negruzco, como escondrijo.

Estaba amaneciendo.

Cuando el barco hubo zarpado de nuevo, se atrevió, con mucha precaución, a salir del escondite.

Su melena se alborotó y ondeó con la fresca brisa matutina. Entonces sonrió a la Luna, que ya se iba a dormir, y dio gracias por todo.

Se sentía muy feliz, por primera vez desde... ya no recordaba la última vez que había sonreído.

Los rayos del Sol, que bañaban su tez morena, ya se asomaban tímidamente en el horizonte.

Estaba dispuesta a comenzar de nuevo. Aquella mañana empezaría por un baño en el mar, para refrescarse y olvidar los malos tiempos. Habían terminado.

Por fin.

Y aún sonriendo, se lanzó al mar.

Escuchar, todo un reto

Me llamo Martín y vivo en España. Nací hace nueve años. Cuando tenía tan solo dos años, mi padre murió. Mis desgracias no acabaron entonces, más bien comenzaron. A los dos años de la muerte de mi padre, mi madre se reunió con él en el cielo. Entonces tuve que irme a vivir con mi tío. Tal vez por esto nunca aprendí a escuchar.

Mi incapacidad para escuchar me ha causado muchos problemas. El primero de todos fue que mi tío se cansó de tener que repetir constantemente todo lo que me decía. Recuerdo que siempre me repetía:

- Debería mandarte a un internado para que aprendas a escuchar...

Hasta que un día lo hizo y ahora vivo aquí.

Me dicen que tengo que escuchar pero no lo consigo. ¿Cómo se escucha? En clase siempre estoy en las nubes y en el recreo me hablan y no me entero.

Me pasaban situaciones embarazosas, como aquella vez que fui con la clase a la piscina y, como no me había enterado, no tenía bañador ni toalla. Me prestaron un bañador de chica y, francamente, pasé un mal rato. Mis notas podrían ser mejores: he llegado a suspender exámenes por no escuchar... Un día estaba jugando y llamaron a comer. Yo, como era habitual, no lo oí y no fui. Pasé mucha hambre hasta la cena. Esto son sólo unos ejemplos...

Las navidades llegaron un año más y yo seguía sin escuchar. Ya no tenía amigos y me sentía muy solo. Yo quería mejorar, así que decidí intentar escuchar. ¿Por dónde empezar? En clase me concentré al máximo para prestar la mayor atención posible. Al principio, me dolía mucho la cabeza y a veces se me iba el santo al cielo, pero seguí intentándolo. Al escuchar atentamente la explicación del profesor me di cuenta de que no la entendía muy bien. Levanté la mano y pregunté. El profe pareció muy contento por mi pregunta y me aclaró el problema. Un mundo nuevo se abrió ante mí. Descubrí que me gustaba estudiar. Descubrí que podía hacer a la gente a mi alrededor más feliz si les prestaba atención. Descubrí que yo también estaba más satisfecho así. Ya no tuve que soportar más situaciones vergonzosas.

Desde entonces mi vida ha cambiado. Tengo muchos amigos y mis notas han mejorado. Me escribo cartas con mi tío y voy a pasar las vacaciones de verano con él. ¿Quién sabe? A lo mejor se da cuenta de que ya he aprendido a escuchar y podemos volver a vivir juntos. ¡Ese sí que sería un buen regalo!

jueves, 23 de abril de 2009

Barritas de crocante de caramelo

8 comentarios
Siguiendo la recomendación de un simpático comentarista anónimo he hecho estos crocantes, en el microondas. Sí, el microondas es algo más que una caja gigante para calentar la leche. Así que ¿porqué no sacarle partido?

Esta receta, adaptada por mí, sale de un libro que me vi obligada a comprar en Brasil. Fue producto de un timo. Un día recibí una llamada comunicándome que era la afortunada ganadora de un lote de libros, por los que "sólo" debería abonar no-me-acuerdo-qué-cantidad en concepto de no-sé-qué. Cuando llegaron a casa, consciente de que era un engaño y mientras ojeaba los libros, decidí que el lote me gustaba y que me lo quedaba. Este libro en concreto se llama Curso prático de Microondas Técnicas avançadas y poseo dos de ellos. Supongo que eran los excedentes de alguna colección perdida. Ya os iré contando alguna recetilla de ellos.

Crocantes de Caramelo

Ingredientes:

Crocante:
  • 200 gr. caramelos toffe de nata
  • 4 cucharadas agua
  • 100 gr. mantequilla de cacahuete
  • 100 gr. flocos de arroz
  • 100 gr. cacahuetes salados
Cobertura:
  • 170 gr. chocolate negro, en trozos
  • 100 gr. mantequilla de cacahuete
  • 50 gr. mantequilla
Método:
  1. Mezcla los flocos de arroz con los cacahuetes.
  2. Engrasa una fuente de 30 x 20 cm y vierte los flocos-cacahuetes en ella uniformemente.
  3. En un bol apto para microondas, coloca los caramelos, el agua y la mantequilla de cacahuete. Llévalo al microondas a máxima potencia (la potencia máxima del mío es de 850 watios) durante 4 min. Remueve hasta obtener una crema lisa.
  4. Mezcla la crema con los flocos-cacahuetes, alisándolo todo. Hay que trabajar rápido, una vez que la crema se enfría, se solidifica.
  5. Vamos a hacer la cobertura. Coloca todos los ingredientes en un bol y llévalo al microondas a máxima potencia durante 3 min. Remueve hasta obtener una crema lisa. Extiende esta crema sobre el crocante. Deja que se enfríe.
  6. Corta el crocante en cuadrados. A nosotros nos gustan bien fríos, de la nevera.
La próxima vez voy a usar chocolate con leche, creo que para mezclarlo con mantequilla de cacahuete es aún mejor.

miércoles, 22 de abril de 2009

Capítulo VI El Nilo y Kom Ombo

4 comentarios
Volvimos pues al barco, a la temprana hora de las diez y media, llenos de las impresiones que nos había producido el maravilloso templo de Edfú.

Como compañeros teníamos, entre otros, a un grupo de chilenos, que habían venido de tan lejos a conocer Egipto y para luego continuar hasta Tierra Santa. Habíamos conocido la noche anterior, a una señora chilena, de profesión juez, que nos invitó a una misa que iba a celebrar para el grupo el sacerdote que iba con ellos. Nos pareció una buena idea. Los acompañamos en la ceremonia, que resultó edificante. Un descanso en medio de tantos dioses y tantos cultos complicados.
El resto del día hasta por la tarde navegamos por el Nilo, contemplando sus márgenes, espléndidas y variadas. Desde la cubierta se apreciaba el largo oasis que circunda las dos riberas, y que pocas veces es casi inexistente. En esas ocasiones el desierto está tan cerca que casi da miedo.
Egipto fue llamado "el don del Nilo" y nada es más verdad. Del Nilo ha dependido Egipto durante milenios. Ha sido fundamental para el desarrollo de su civilización desde la Edad de Piedra. Es un rio de mas de 6.000 km de largo, de los cuales mas de 3.000 estan en Egipto. Como decía antes, es un gigantesco oasis que se debe a las crecidas anuales de su caudal. En verano, durante tres meses, el río se desbordaba e inundaba las tierras adyacentes aportando un limo muy fértil. Cuando el agua se retiraba, los antiguos egipcios plantaban y cosechaban trigo y cebada, pescaban y cazaban aves en sus riberas, de tal manera que vivieron mejor que otros pueblos de la antigüedad.

También les proporcionó un larguísimo y cómodo medio de comunicación, sin accidentes geográficos, sin mareas ni vientos, por el cual transportaban en barcazas alimentos, bloques de piedra para sus construcciones y todo tipo de productos. La mayor parte de la población, todas la ciudades del Medio y Alto Egipto estan en sus riberas, y también la mayor parte de sus grandes monumentos.

Los antiguos egipcios creían que la crecida era provocada por el dios Hapi, que cada verano levantaba su sandalia y dejaba correr el agua que había estado reteniendo en una cueva. Hoy se explica cientificamente y se sabe todo al respecto, pero... su explicación es más imaginativa.

Los Egipcios no sabían donde nacía el río. Ahora se sabe que nace en el lago Victoria, atraviesa las montañas africanas, selvas ecuatoriales y desiertos, para desembocar en el Mar Mediterráneo formando un Delta con siete brazos.

La inundación anual implicó que un poder fuerte se tuviera que hacer cargo de la organización de las crecidas y de los numerosos canales, diques etc. que necesitaba la irrigación. A ello se dedicaron todos los gobernantes de Egipto, desde la más remota antigüedad.

Descansamos después de comer y luego subimos a la cubierta a tomar una taza de té mientras navegabamos contemplando sus variadas orillas, rumbo a nuestra siguiente parada: Kom Ombo.

Al cabo de una rato oímos unas voces que provenían del exterior y al asomarnos vimos que unos cuantos habitantes de las riberas se habían procurado una barca y gritaban para atraer la atención de los pasajeros y tratar de venderles algunos productos: gorros, pañuelos, vestidos, collares, etc., y yo qué sé... lo cierto es que no me interesó más que el espectáculo. Habían amarrado su barca al costado del barco y se dejaban llevar por el mismo. Sin duda algo de negocio harán, ya que los numerosos barcos, que como el nuestro, navegaban por el río rumbo a Kom Ombo llevaban cada uno su correspondiente "remora".

Llegamos a Kom Ombo cuando la tarde ya declinaba. La vista desde el barco es magnifica. Ademas de la luz del atardecer, que desde mi punto de vista es la más favorecedora del día, el templo, mejor dicho los templos, pues son dos, están en un pequeño promontorio, y se les puede ver desde lejos.
Kom Ombo, llamado por los egipcios Nubt "Ciudad de oro", tiene dos templos, uno pequeño, más alejado del río, dedicado a Isis y el gran templo dedicado a dos divinidades que parecen antagónicas: Sobeck el dios cocodrilo y Haroeris, Horus el Grande, el dios halcón. Al igual que la dedicatoria, todo en ellos está duplicado; es totalmente simétrico, tiene dos entradas, dos salas hipostilas, dos santuarios.

Los cocodrilos abundaban en esa parte del Nilo, de ahí la dedicación a Sobeck, un dios dañino; después se le añadió el culto a Haroeris, un dios benigno, en un intento de sincretismo.

El templo que vemos es de la época ptolemaica. Lo empezó a construir Ptolomeo VI, en el s. II a.C., y lo acabó Ptolomeo XI un siglo después. Hubo all culto desde la Dinastía XVIII, y todavía los emperadores Augusto, Tiberio y Domiciano continuaron con su embellecimiento y decoración.
El templo está en ruinas, en una parte debido a la humedad del río que ha socavado sus cimientos, en otra gran parte porque ha sido utilizado como cantera para otras construcciones.
Aún así es impresionante. Maravilla, una y otra vez, lo magníficos constructores que fueron los egipcios; qué sentido de la belleza tenían y cómo pudieron hacer esos enormes templos.
La visita la hicimos con los últimos y dorados rayos de sol y con la iluminación que está instalada para resaltar el monumento. De esta forma, como pasa siempre, las imperfecciones se atenúan y desaparecen, todo parece mágico.

Hay que hacer lo mismo que en todos las visitas a templos, sólo que aquí hay menos espacios cerrados debido al estado del templo. Cuando la multitud se retira se puede estar más tranquilo.

Entre las curiosidades, hay en los muros del deambulatorio unos bajorrelieves referentes a la función médica del templo, que servía de "hospital", con una serie de instrumentos quirúrgicos, no demasido distintos de los que se usan hoy día; hay también un parto, con la mujer en cuclillas.

También hay numerosas representaciones del dios Sobeck, e incluso unos cocodrilos momificados de aquella epoca, en la capilla de Hathor, diosa que también tiene su culto en este templo.
Asimismo aquí hay un mammisi, paritorio donde nació Horus, muy deteriorado; y un nilómetro para medir la crecida y calcular los impuestos.

Todavía nos esperaba diversión en el barco pues nos habían anunciado una cena con especialidades egipcias. Habían dispuesto el comedor con adornos y velas. Lucía muy bonito. La cena consistió en un bufet con delicias de la cocina egipcia. Nos gustó mucho y nos pareció bastante similar a la cocina de Oriente Medio, libanesa, palestina, islaelí...
El collage esta hecho con una pequeña muestra de algunos de los platos más característicos:
  1. Tahine o crema de sesamo
  2. Mahsi, verduras rellenas de carne picada, cebolla, perejil, hierbas
  3. Aish bafadi o pan, delicioso
  4. Baklava, pastelitos de hojaldre y frutos secos empapados en miel, que a mí me resultan algo empalagosos, pero que son muy apreciados en general
  5. Umm ali, mezcla de pan o arroz con pasas, frutos secos y crema, mi preferido
Y aquí uno de los platos ya bien surtidos con los que nos regalamos.

Hasta el próximo capítulo.

martes, 21 de abril de 2009

Real Juvencia 2 - Centro Asturiano 6

0 comentarios
Tercer partido del Torneo de Barrios de Oviedo - Fútbol 8.

Nos tocaba jugar contra el Real Juvencia. Por fin, la victoria.

Al poco de comenzar el primer tiempo, el árbitro pita un penalty inexistente a favor del R. Juvencia. Aunque nuestro portero adivina el trayecto del esférico, éste entra en la portería. Uno-cero vamos perdiendo.
Esto desconcierta bastante a nuestros chicos. Además los del equipo contrario juegan un fútbol sucio, de muestra esta foto. De hecho, en la segunda parte vieron una tarjeta roja. En eso el fútbol ocho es como en hockey sobre hielo, supone un castigo de varios minutos fuera del campo.
A pesar de que nuestro equipo está nervioso, conseguimos igualar el marcador al poco, pero inmediatamente después, gracias a un despiste de la defensa, nos meten otro. Dos-cero a favor del R. Juvencia.

Uno de los héroes de nuestro equipo es el portero.
En primer lugar, hace falta valor para estar sólo frente al peligro: a pesar de la defensa, al final el que tiene que defender la portería es el portero.

Nuestro simpático guardamente es el único que tiene visión de juego. Desde su posición ve los huecos en la defensa y adivina los movimientos e intenciones del contrario. El pobre se pasa gritando todo el partido, repartiendo órdenes, colocando a sus jugadores. ¡Vocifera hasta desde el banquillo!
Casi al final de la primera parte, cuando vamos ya empatados a doses, le pegan un cabezazo del trece a mi niño. Me tengo que reprimir para no saltar al campo a consolarlo y, de paso, comerme al zopenco que le ha hecho esto. ¡A ver si me lo dejan tonto! Claro que él se va expusado. Un consuenlo.
Durante el descanso, el entrenador le canta las cuarenta a sus chicos. Era justo y necesario. Afortunadamente surtió efecto. Fue la gran remontada.

Los muchachos se dejaron de tonterías y de nervios. Comenzaron a jugar al fútbol. Empezó la fiesta de goles, hasta sumar seis. A pesar de las faltas del contrario, estaban imparables. Otra muestra del fútbol sucio del R. Juvencia: a un jugador de nuestro equipo le rompieron las espinilleras. ¡Menos mal que las llevan!

Entrañas y vida de un tulipán

2 comentarios
Va de flores. ¿Qué puedo decir en mi defensa? Pues que están fantásticas. Sobre todo en estos días con esta luz primaveral y tan clara. Tengo que aprovechar ahora, ya llegará la lluvia.

Pues se me ocurrió mirar dentro del tulipán. Por primera vez. Resulta que tienen el alma negra. Claro, nada es perfecto. ¿O se puede ser lindo por fuera y por dentro? Tal vez. Si lo miro bien, no es que sea feo. Es sorprendente. Y me pregunto, ¿serán todos los tulipanes negros por dentro? ¿los amarillos, los rosas, los bicolores? Se nota que tengo demasiado tiempo en mis manos.

Los tulipanes cambian mucho en sus diferentes estadios. Como no tengo la paciencia para ver nacer, eclosionar, abrirse, marchitarse y morirse a uno en concreto, he tomado varios ejemplares diferentes. ¿Qué momento os gusta más?
video

lunes, 20 de abril de 2009

Proyecto Geranio III

2 comentarios
Como ya sabemos, es primavera. Estaba yo regando los geranios esta mañana. Explosión de color y salud. No como el verano pasado. Todo en estas flores me gusta. Sus pétalos, sus colores, su olor, lo carnosas que son sus hojas. Un poquito de agua regularmente y algo de abono y esto es lo que se obtiene. Resultado: tuve que ir al trabajo en coche, pues me hinché a tomar fotos y más fotos.

Esta es una de mis tomas preferidas:
Los geranios son tan bonitos en flor como en capullo. Y este simplemente parece una rosa. ¡Es tan delicado!
Este proyecto está casi terminado. Me falta comprar alguna jardinera más y más geranios, claro. Siempre he querido tener alguno blanco. Imagino que el contraste con los rojos y diferentes tonos de rosa debe ser espectacular. Pronto (espero) lo veremos.

domingo, 19 de abril de 2009

Cordillera del Aramo

0 comentarios
Un domingo más en el Centro. Rutina normal: clase de tenis, misa, comida con amigos. Mi mejor mitad tiene un carácter contemplativo-filosófico-romántico. Le gusta sentarse y contemplar el paisaje, disfrutarlo, hacerse uno con él. Nos complementamos, yo soy una cola de lagartija nerviosa que si no hago dos cosas a la vez, exploto. No sé lo que le aporto, él a mí tranquilidad.

La luz este día era maravillosa. Casi se podían acariciar las montañas. Se veía con toda claridad la sierra del aramo, la magdalena y yo qué sé cuántas cosas más que mi jefe me acaba de explicar y que ahora no me acuerdo... memoria de pez, eso es lo que tengo.
Una visual a la Magdalena. Se ve hasta la iglesia (si haces clic en la foto la ves del tamaño de la pantalla), casi, casi también a los animalillos correteando por allí.
El antiguo eslogan de la comunidad era muy cierto: Asturias, paraíso natural.

sábado, 18 de abril de 2009

In memorian: Susan Petit

3 comentarios
Hoy, hace diez años, Sue nos dejó. Un despiste en la carretera se la llevó directamente al cielo. Porque desde ese momento, decidí que la vida es eterna.

Nos conocimos en Brasil. Sue era australiana y poseía, como todos los británicos o ingleses de las colonias, esa capacidad para encontrar lo gracioso en todas las situaciones y reírse de sí misma. Siempre con la sonrisa en los labios. Siempre dispuesta a encontrar el lado positivo de la vida.

Pasó a formar parte de nuestra familia. Era la hermana que nunca tuve. Pasamos momentos fenomenales en la terraza con una botella (o más) de vino y/o champán (los niños dormían). Fue Sue la que nos descubrió el excelente vino australiano y chileno.

Nunca olvidaré el momento en el que me dieron la noticia de su accidente. Me aferré a los niños como si fueran un salvavidas en medio de un naufragio. Sí, así me sentí. De no haber tenido hijos, me hubiera metido en la cama a llorar por unos cuantos meses. Como sí los tenía, lloré meses y meses mientras seguía la rutina.

Los enanos la adoraban. Lástima que su recuerdo esté bastante diluído. Para eso existen las fotos. Para rescatar los recuerdos extraviados en nuestros pliegues cerebrales.
Sue nos dejó hace diez años. En mi memoria, en mi corazón, cada día que pasa ella continua viviendo, continua riendo.

Sue, donde quieras que estés, te echo de menos.

viernes, 17 de abril de 2009

Ser diferente

0 comentarios
Los tulipanes han salido hace tiempo. Me encantan. Desafían la tierra como espadas y salen ergidos siempre mirando hacia arriba. Rompen a través del suelo, en una explosión de color que nos anuncia la primavera, la luz, el calor. Como todo es efímero, en algunos lugares ya empiezan a marchitarse.

Esta mañana, de camino al trabajo, me fijé en este tulipán. Una pincelada amarilla en medio de tanto rojo. El pobre no se puede esconder. Tiene que soportar su idiosincrasia pasivamente. ¿Quién no se ha sentido alguna vez así? Tierra trágame. Ese es el sentimiento más cercano.

También puede ser una diferencia buscada, provocada. Hoy en día la presión por ser original nos lleva a escoger nombres para nuestros hijos de lo más inverosimil. Es la eterna contradicción, pertenecer a un coletivo y, a la vez, diferenciarse de él. Dejar nuestra impronta. Destacar.

A lo mejor lo puso ahí un jardinero muy español. O el mismo tulipán cambió su color por patriotismo.

Sea como fuere, a mí me a proporcionado un entretenimiento de camino al trabajo y una alegría a los ojos.

miércoles, 15 de abril de 2009

Dacquoise con mousse de chocolate y fresas

0 comentarios
Una vez más, una receta de mis revistas francesas, en concreto Maxi Cuisine, que ha resultado ser la que platos más apetecibles ofrece.

Se trata de un postre del que nunca había oído hablar hasta ahora. Más vale tarde que nunca. Para nosotros se pronunciaría dac-kuas. Resumiendo, capas de merengue de avellanas, rellenas de mousse de chocolate con fresas. Se trata de contrastes: ligereza y dulzor del merengue con untuosa densidad del mousse de chocolate, cortada por la frescura de las fresas. Paradisiaco.

Dacquoise con mousse de chocolate y fresas
12 porciones

Ingredientes:

Dacquoise:
  • 125 gr. avellanas groseramente picadas
  • 180 gr. polvo de avellana
  • 6 claras de huevo
  • 70 gr. azúcar
  • 200 gr. azúcar glass
Relleno:
  • 300 gr. chocolate negro
  • 200 gr. fresas, picadas en trocitos
  • 6 huevos, separadas las yemas y las claras
Decoración:
  • fresas
  • azúcar glass
Método:
  1. Comenzamos preparando la mousse. Derrite el chocolate (yo uso el microondas, otros el baño maría). Añade las yemas. Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal e incorpóralas con movimientos envolventes. Refigera por unas horas.
  2. Vamos con la dacquoise. Monta las claras a punto de nieve, cuando estén ya blancas pero no muy firmes, incorpora el azúcar en lluvia. Sigue montando hasta que estén firmes.
  3. Mezcla el azúcar glass con el polvo de avellana. Incorpórale las claras montadas, con movimientos envolventes.
  4. Forra una placa de horno con papel de hornear. Extiende el merengue sobre la placa. Espolvorea con las avellanas troceadas groseramente y presionalas ligeramente.
  5. Hornea a 180º C en horno precalentado durante 20 min.
  6. Vuelca cuidadosamente sobre una rejilla y retira el papel. Deja que se enfríe.
  7. Vamos a montar el postre. Forra un molde rectangular con film transparente de cocina.
  8. Corta el dacquoise en tres bandas del tamaño del molde.
  9. Coloca una banda de dacquoise boca abajo en el molde (esto será la parte superior una vez desenmoldado). Extiende la mitad del mousse sobre el dacquoise. Espolvorea con la mitad de las fresas picadas. Coloca otra banda de dacquoise y repite la operación. Termina con una capa de merengue. Tapa el molde con film y refigera por lo menos 6 horas.
  10. Cuidadosamente, voltea el molde sobre una bandeja. Retira el film, coloca las fresas enteras por encima y espolvorea con azúcar glass.
  11. Sácalo de la nevera una hora antes de servirlo.

martes, 14 de abril de 2009

Fútbol: Astur 8 - Centro Asturiano 1

0 comentarios
Vuelta al torneo de barrios de Oviedo de fútbol 8. Comienzo del partido.

Lo primero de todo, las fotos son malísimas, pero es que llovía y había aún menos luz de habitualmente y encima estos enanos no paran quietos!

Tocaba jugar contra los mejores. Nuestros chicos estaban nerviosos e impresionados por la altura y pericia del contrincante. La lluvia no ayudó, a menudo los defensas no conseguían despejar el balón mojado que les resbalaba en los pies.
Tuvimos alguna oportunidad de gol, como esta a balón parado.

En la segunda, a la que llegamos 3 a 0, nos tranquilizamos y ofrecimos nuestro mejor fútbol. Fue cuando marcamos el gol del honor.
En nuestro favor hay que decir que los jugadores del Astur tienen dos años más (uno de nuestros jugadores casi pasaba entre las piernas del contrario) y que juegan ya en campo grande, así que jugar en medio campo les debió parecer una broma. Los nuestros juegan habitualmente a fútbol sala y acusaron el cansancio.Más aún, sólo encajamos 8 goles. La semana pasada los que jugaron contra el Astur perdieron 18 -0 y eso que son de la misma edad!

Por cierto, a juzgar por los comentarios de los espectadores, el árbitro lamentable.

lunes, 13 de abril de 2009

Antiguas películas

0 comentarios
En el complejo de apartamentos en la que estuvimos en La Mongie, había una piscina climatizada.

Estando en la piscina jugando con los enanos, me acordé de Esther Williams. En realidad, la enana me la recordó al verla jugar en el agua. Resulta que ¡no sabía quién era! No sé si la natación sincronizada existía antes de Esther Williams pero sin duda sus películas fueron un gran impulso para este deporte. De vuelta alquilé una de sus películas y el otro día la vimos.

Take me out to the ball game es un musical en tono de humor, de esos que cantan y bailan a cada cinco minutos. Nos encantó. No es de extrañar, pues los acompañantes son Gene Kelly y Frank Sinatra. La única pega es que Esther Williams sólo tiene una escena en el agua, suficiente para tener una idea de lo que le quería explicar a la enana y para dejarla con ganas de más. Ahora que ya he investigado en la red, me parece que tengo que alquilar Escuela de Sirenas para verla en todo su esplendor, con esas coreografías de Hollywood llenas de luz, color y agua en este caso.

Llevo esperando años a ver West Side Story. Mi plan era verla en el cine, pero en esta capital de provincias ya no ofrencen clásicos en la gran pantalla. Una pena. Este verano la enana y yo nos vamos a USA y de paso vamos a ver este musical en Broadway, así que ya no puedo esperar más y la hemos visto en la tele.

¡Qué buena es! La música, el argumento y el desarrollo del mismo, los actores, la coreografía, todo. La escena en la que Tony y María se conocen ilustra a la perfección el amor a primera vista. De repente, el mundo alrededor se desenfoca y sólo existen ellos. En efecto es así. Al menos a mí me sucedió. Esta ha sido tan solo la primera vez, ahora tendremos que estudiarnos la película concienzudamente para disfrutar el musical en directo a tope.

domingo, 12 de abril de 2009

Crimen y Castigo, F. Dostoiesvki

0 comentarios
Este libro me ha impactado. Me he encerrado con él hasta devorarlo por completo. Es un thriller psicológico, la lucha del protagonista es titánica. Me ha mantenido el alma en vilo. No me extrañaría que a Hitchcock le encantase, me recuerda a sus películas.

Dostoievski describe la vida diaria de tal manera que consigue que me sienta literalmente transportada al centro del San Petersburgo de la época. Pero esta novela es algo más. Hablando de ella y de la impresión que me ha hecho, me he dado cuenta de lo que es la literatuta para mí. Llevaba tiempo dándole vueltas al asunto, sin poder definirlo. Sé el tipo de libros que me gustan y los que no, pero no era capaz de explicarlo.

Para mí la literatura es el arte de hacer ver a los demás el mundo a través de tus ojos. Conseguir que sientan lo que sientes. No es la mera descripción de las cosas y los casos. Las mejores descripciones a menudo no mencionan ni colores ni formas. La literatura me da la libertad de vivir otras épocas, experimentar aventuras imposibles, visitar países lejanos, conocer otras culturas. Es una puerta a la libertad.

Ya a finales del siglo XIX se empezaron a gestar los males (siempre mi punto de vista) que hoy son el pan nuestro de cada día. El protagonista, Raskolnikov cae en el más absoluto relativismo al despojarse totalmente de la moralidad, de los límites que la moral natural nos da, como es el respeto a la vida propia y ajena. Como resultado de esto pierde su humanidad, su alma. Para él las personas se dividen en dos grupos. Uno de ellos están por encima de todo, por lo que pueden cometer todo tipo de atrocidades en aras de unos fines superiores, él dice algo así como: algunos han hecho correr ríos de sangre y luego se les han hecho estatuas (por ej. Napoleón). Él, claro, quiere pertenecer a este grupo. Su castigo no es el remordimiento, sino el haber fallado y tener que subsistir con la certeza de ser uno más.

Lo bonito de esta novela, además de que está maravillosamente escrita, es que tiene un final feliz: existe la esperanza y la redención. Gracias al amor y dedicación de otro personaje, Raskolnikov al fin ve la luz y comprende lo que significa ser humano, estar vivo, se único e irrepetible. Una nueva vida, su vida, comienza en ese momento.

sábado, 11 de abril de 2009

Castro-Urdiales

4 comentarios
Quedamos con E. (madrina de mi enana y buenísima amiga mía) y su familia en Castrourdiales. No conocíamos este pueblo fronterizo y ya hace tiempo que mi mejor mitad quería visitarlo. El pueblo es encantador, como se puede apreciar el las fotos. Esta es la marina por un lado:
y por el otro:
El faro. Nos quedamos con las ganas de subir y verlo por dentro. Nunca he visitado uno y lo he anotado en mi lista de pendientes.
Los enanos se quedaron fascinados viendo las olas entrar y salir. Podríamos estar aún allí si por ellos fuera. Me cuentan que el año pasado la mar estuvo muy brava y se llevó parte de la marina al fondo del mar con ella. Bueno, es el Cantábrico, no se anda con bromas.Tuvimos suerte con el tiempo. Casi no nos llovió. El cielo estaba precioso, con nubes que cambiaban continuamente de forma por el viento y una luz maravillosa. A estas alturas del año el sol, cuando se digna salir, calienta.

Una foto artística. No puedo resistir la tentación de incluirla, aunque no venga a cuento.
El día transcurrió agradablemente. Recorrimos el pueblo, comimos, hicimos fotos mil y tiramos piedras. Inevitable si juntamos niños, agua y rocas.
Aquí estamos E., mi ahijada y yo. Se ve el viento que soplaba.
Por último, unas princesitas...
y tres caballeros.
Un día muy logrado.