miércoles, 29 de abril de 2009

Tarta de fresas y nata

2 comentarios
Imprime esta entrada El otro día cerramos el maratón de cumpleaños de mi familia, todos parecen haber nacido entre marzo y abril. Mi niña eligió una tarta fresas. Aquí está la receta:

Tarta de fresas y nata

Ingredientes:

Bizcocho genovesa:
  • 3 huevos, separados claras y yemas
  • 3 cucharadas agua muy caliente
  • 100 gr. azúcar
  • 100 gr. harina
  • 1 cucharada rasa levadura química
  • 25 gr. maicena
Relleno:
  • 400 ml. nata para montar, muy fría
  • 80 gr. azúcar glass
  • 600 gr. fresas
Decoración:
  • Azúcar glass
  • Fresas enteras
Método:
  1. Vamos a comenzar con el bizcocho genovesa. Engrasa un molde redondo de 26 cm. de diámetro y fórralo con papel de hornear.
  2. Tamiza harina, levadura y maizena. Reserva.
  3. Bate las yemas con el agua caliente hasta que doblen su volumen y su color sea un amarillo pálido.
  4. Añade el azúcar y sigue batiendo.
  5. Incorpora cuidadosamente la harina.
  6. Bate las claras a punto de nieve e incorpóralas con movimientos envolventes.
  7. Vierte todo en el molde y cuece en horno precalentado a 180º C durante 30 min.
  8. Deja que se enfríe boca abajo sobre una rejilla.
  9. Cuando esté frío, cortalo en dos discos horizontalmente.
  10. Bate la nata, cuando comience a coger cuerpo, añade el azúcar glass. Bate hasta que esté bien firme.
  11. Lava y corta transversalmente las fresas.
  12. Pon el disco superior sobre un plato de servir. Coloca un aro del diámetro del bizcocho alrededor.
  13. Pon las mitades de fresas contra la pared del aro, el resto en el centro del bizcocho.
  14. Extiende la nata sobre las fresas, apretando para que llene los huecos.
  15. Coloca el disco inferior de tapa. Deja que se enfríe un par de horas en la nevera. Retira el aro.
  16. Espolvorea con azúcar glass y dispón unas fresas enteras para decorar.

2 comentarios:

Tordon says:
sábado, 02 mayo, 2009

Mmmm....qué buena pinta...

¡Es usted la perdición de mi dieta!

Bss

Conguito says:
sábado, 02 mayo, 2009

Amigo Tordón,
si con la gripe porcina ya no nos podemos besar, ¿qué más nos queda que comer?
Dulces saludos