lunes, 27 de abril de 2009

Déjà vu

4 comentarios
Imprime esta entrada Hace ya 14 años que la enana nació. Dentro de poco será más alta que yo. Ya es más lista, aplicada, guapa, encantadora, atlética, diplomática... Mi versión mejorada: Conguito 2.0. En breve me empezará a llamar enana (cariñosamente, espero).

Revolviendo en los miles de albumes que mi madre posee en busca de fotos para el montaje del cumple de mi papi, me topé con una instantánea de mí misma a la tierna edad de un mes. Somos tan parecidas que me da hasta miedo. Premio para el que adivine quién es quién.

Sólo que ahora mi princesa ya no es un bebé. Es una mocita, como se puede apreciar en la foto.
Total que lo celebramos el domingo con la familia y los regalos. La receta de la tarta, casera por su puesto, en los próximos días, cuando no tenga nada que decir.

Pero no la íbamos a dejar sin sorpresita el día mismo de su cumple. Tortitas y más velas.

4 comentarios:

lunatica says:
martes, 28 abril, 2009

La eleccion esta dificil, pero si parecen gemelas. Dos gotas de agua, son lindas las dos.
Besos desde Japon.

Conguito says:
martes, 28 abril, 2009

Gracias Lunatica. Fijate en la ropa y el cochecito y darás con la respuesta!
Saludos

Madrina E. says:
martes, 28 abril, 2009

Me lo has quitado de la boca...es obvio pero solo por la ropa y el cochecito porque el físico...clavadito!.
Muchas Felicidades para la madre y para la hija!!!!!!!!
Muchos besos.E.

Conguito says:
martes, 28 abril, 2009

Querida Madrina E. Juegas con ventaja, esta foto ya la tienes, no?
Besos
Conguito