martes, 3 de noviembre de 2009

Zancos, la nueva moda

11 comentarios
Imprime esta entrada A lo largo de los años los zapatos de tacón han ido evolucionando, hasta convertirse en zancos. Instrumentos de tortura con los que caminar se hace verdaderamente difícil para algunas, para mí de todo punto imposible.

¿Que por qué me los he comprado? No lo he hecho. Son de la enana. De mi niñita, sí. Junto con un vestido será su conjunto para la fiesta de navidad del Centro.

Temo por su integridad física. Si pierde el equilibrio está perdida. De la lesión no la salva nadie.

La extraña razón por la que las niñas - jovencitas de hoy en día se empeñan en destrozarse los pies - piernas con estos artilugios inverosímiles, se me escapa. Le pregunto a la enana, aquí a mi vera. Me nombra dos:
  1. Hacen las piernas más bonitas
  2. Les hace sentirse mayor y como modelos.
¡Ah! ¡Vale! ¡Acabáramos!

Otro asunto que se me escapa es esto de ponerse sandalias en invierno. Me da igual lo tupidas que sean las medias. Sólo de pensarlo me da frío. Es que soy muy clásica...
¿Existe un santo patrón del equilibrio? Será cuestión de ponerle una docena de velas. Es que doce centímetros no son baladí, sobre todo si acaban en medio centímetro cuadrado... También habrá que ponerles unas suelas antideslizantes. Prevenir es curar.

Al margen de todos los peligros ¿qué os parecen? ¿os las pondrías? ¿os gusta llevar sandalias en invierno y ya que estamos, botas en verano?

11 comentarios:

mamuma says:
martes, 03 noviembre, 2009

Usarlos, tiene que ser una tortura

Conguito says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

Eso me parece a mí, no pienso intentarlo. Habrá que esperar a ver qué cuenta la enana, pero con lo testaruda que es, seguro que dice que son cómodos!

Madrina E. says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

Yo no puedooooooo. Socorroooo! Solo deseo que por estar "más guapa" no se le destrocen los pies para los restos. Cuando yo tenía su edad, cometí un error con unos zapatos que me gustaban pero eran un número menos, lo he pagado toda mi vida porque un dedo se me ha quedado mal para siempre.
Para mí no es igual mucho tacón a más elegancia ya que los tacones también pueden ser horteras aunque no es el caso porque estos son muy bonitos. De todas formas no me pegan para ella porque la veo tan mona y tan dulce que con estos zapatos...ejem. Ya sé que es cosa de gustos pero bueno, os doy mi opinión. Por otra parte, pobres pies! solo espero que al final de la fiesta no tenga que ir a casa descalza, je,je.
Un besazo.
E.

Conguito says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

Bueno, nosotros, sus padres, estamos resignados. La verdad es que prefiero que me los enseñe a que se los ponga a escondidas. Le he propuesto llevarse unos zapatos planos para cuando se canse, pero como es tan testaruda, no sé. Estos enanos (el nº 3 se los probó) se creen que como no les hacen daño los primeros cinco minutos, que entonces son cómodos. ¡Ilusos!
Prefiero pensar que la enana está en la fase del disfraz. Yo tb pasé por ella, sólo que no se me ocurría salir a la calle con el disfraz... En fin, los tiempos cambian!
Besos

P. says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

En fin, la cosa es que la enana en cuestión estaba preciosa, nada que envidiar a modelos retocadas mediante mil técnicas encima......se movía como si hubiera nacido con ellos,aún la recuerdo..¡¡ a ver qué cuenta al día siguiente !!jjjj

Bridget says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

I don't know about a patron saint of balance, but St. Jude is invoked for lost causes and desperate situations, lol. ;-)

Conguito says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

Pues P. precisamente por eso tiene aún más peligro. espero que se le pase... este año su hermano va a la fiesta también así que tendrá un guardaespaldas... además los zapatos son un arma en sí!

Bridget, St. Jude it is, then!

Impasse says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

Estoy segura de que a la interesada no le importa el equilibrio, ni llevar sandalias en diciembre. Será feliz al realizar uno de sus deseos; y este no conllevara desilusión alguna; quizas solo un poco de dolor de pies. Preiosa foto la de la composición cuadro, orquidea, bonitas sandalias

Conguito says:
miércoles, 04 noviembre, 2009

Impasse, esperemos que la cosa no acabe en escayola, aunque ella anda de maravilla con los zancos, pero hay tantas variables!

Chus says:
viernes, 06 noviembre, 2009

Maravillosos años los del disfraz y la rebeldía. Época de crecimiento personal,... y no sólo por los tacones.
Salu2

Conguito says:
viernes, 06 noviembre, 2009

Sí, Chus. Ahora se ha enfadado conmigo por ponerle unas suelas antiderrapantes. Supongo que piensa que son de medio cm y como las de los zapatos gorilas... espero que se calme cuando las vea...