jueves, 28 de octubre de 2010

Melancolía

12 comentarios
Imprime esta entrada No es que no pase nada en nuestro pequeño núcleo familiar y a falta de fotos que lo ilustren, me he decidido por esta antigüedad rodante que me topé ayer. O antes de ayer. Todos los días son más o menos iguales... En todo caso, saqué mi nueva cámara compacta del bolso y lo capturé. Pensar que no hace tanto tiempo en tal coche cabía una familia como la nuestra... más todo el equipaje. ¡Quién nos ha visto y quien nos ve!

En fin, que en aras de la futura memoria voy a relatar los últimos acontecimientos.
  1. Al enano nº3 le han diagnosticado una tendinitis en la rodilla izquierda. Lleva desde el diez del presente mes de reposo. Por un lado tengo que correr menos, por otro la preocupación me corroe. Él se lo está tomando muy bien, es muy disciplinado (será su mitad teutona) y dice que ya no le duele. La prueba del algodón es cuando vuelva al fútbol.
  2. La enana sigue encantada en el instituto. Esta semana hubo reunión allí. Me gustó su tutor. Conocí algunas madres de algunos compañeros. La frase que viene es un poco hortera, pero lo digo como lo siento: está floreciendo. Espero no equivocarme y pegarme una buena torta cuando lleguen las notas.
  3. El enano nº2 está trabajando duro para que lo mandemos al insti el año que viene ya. Me tiene asombrada a la par que satisfecha. A veces recae en sus manías escaqueatorias (es un maestro en el escaqueo) pero nada que ver con lo que era.
  4. Ironman ha dejado de entrenar como quien dice. La familia aún se está adaptando. Esta semana está fuera. Duermo fatal sin mi gran oso de peluche.
  5. El otro día me dio por ponerme un baño de color para tapar las canas. Bueno, he sido coaccionada por Ironman y los enanos. Odio mi pelo. Odio el color de mi pelo. Ahora tengo que esperar seis semanas de lavados para recuperar mi pelo. Aunque sea con canas.
A pesar de estos días tan bonitos la melancolía me invade. No me apetece que los días se acorten. No me apetece la lluvia. No me apetencen los árboles desnudos. Aún tengo un artículo sobre mis playas favoritas de Tenerife, otro sobre la subida al Teide, algunas recetas en mi cabeza y en mi cámara pero no me siento con fuerzas para nada.

Este mes se me está haciendo interminable. Todavía no he decidido si esto es bueno o malo. Hoy he puesto dos lavadoras y aún me queda una. Me voy al supermercado.

12 comentarios:

Luis says:
jueves, 28 octubre, 2010

Home por Diosssssssss... con lo guapa que tas de canes... Como me entere yo que alguien te coacciona se las tendrá que ver conmigo... incluido el panzer... que soy capaz de desempolvar mis conocimientos de aikido... Besinos...

40añera says:
jueves, 28 octubre, 2010

Esto niña está diagnosticado es morriña otoñal y falta de oso
Un beso

Conguito says:
viernes, 29 octubre, 2010

Pues ya estás entrenándote don Luis porque la coacción ya surtió efecto.
Besinos

Conguito says:
viernes, 29 octubre, 2010

Diagnóstico correcto pero ¿y la terapia, Cuaren?

Besos

vamosalculete says:
viernes, 29 octubre, 2010

Nena, tu lo que necesitas es un bizcochín recién hecho con una taza de chocolate para que te reconforte (a falta de "osito")...

En cuanto a las canas...yo me tiño de mi mismo color: castaño oscuro tirando a moreno, es la única manera de verme bien, los colores y las mechas no me van...eso si, estoy esperando a tener todo el pelo blanco para no volver a teñirme.

Tengo ciega fé en que sea un blanco plateado, igual que lo tenía mi "güela" paterna, lo recuerdo como un pelo precioso, no necesitaba teñirse. Dicen que la cana no es bonita, bueno, porque nunca han visto las que tenía mi abuela...

En cuanto a la tendinitis de tu "enano nº 3", no debes preocuarte mucho, es dolorosa pero pasará, además, el chaval tiene eso que se llama juventud y todo lo cura ;)...Así que, ánimate que ya es Viernes y seguro que tu "osito" regresa antes de las primeras nieves...

Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

Mery Jane says:
viernes, 29 octubre, 2010

¡Vaya!Se te han juntado muchas cosas...esta morriña otoñal...yo estoy un poco así. No me gusta el invierno, el frío en general, la humedad me genera un moqueo incesante que me irrita la nariz; las manos, ya delicadas de por sí, se resienten con facilidad,...

Yo también me tiño el pelo, lo bueno que tiene es que el color se va con los lavados, y si no te gusta puedes ponerte con el tiempo otro tinte de tu color. Pero bueno, si te gustan tus canas, pues presume de ellas, da igual lo que digan, lo importante es que tú misma estés a gusto.

Respecto a tu enano nº3 la tendinitis es cuestión de tiempo y reposo, cuando vuelva al futbol deberá ir con cuidado, que le vigile el fisioterapeuta del equipo, si es que lo tienen.

Tus enanos están creciendo y madurando, es normal que te preocupes, pero no tengas miedo de que cometan errores, deben aprender por sí mismos.

Luna says:
sábado, 30 octubre, 2010

Buenas Conguito.

En cuanto al pelo que te voy a contar de colores que no vieras en directo, jajajaajaja, volvere a poner el azul, me gusto!

Los enanos creciendo, que pena me da cuando veo al mio y aun es muy pequeño... pero se le nota el paso del tiempo, ya dejo de ser un bebe..

El tema del otoño totalmente de acuerdo contigo... cada año lo llevo peor.

La tendinitis del peque si se cura bien, no tiene porque darle problemas despues.
yo tengo coleccion de tendinitis, (en las dos muñecas, varias veces, un hombro, y los dos tobillos), todas mal curadas por bruta, que las mias fueron de mayor.
La verdad que hace tiempo no me molesta ninguna...
Lo mas gracioso (asi lo veo ahora, no en su momento), fue una vez que escayolaron las dos muñecas!!!
Que dificil era todo!!!
Pero tranquila si se esta portando tan bien, no tendra mas problemas.

Besos para todos, y unos mimos para el peque!
Rosa

Conguito says:
sábado, 30 octubre, 2010

Ya volvió mi oso, Fartuquina. Hoy sí que he dormido largo y tendido.

No me gusta tampoco lo de las mechas ni la esclavitud de tener que ir a tapar raíces cada x tiempo. A mí me encantan esas cabelleras plateadas, pero para eso hay que tener un pelazo y el mío es bastante defectuoso en ese aspecto.

Besotes

Conguito says:
sábado, 30 octubre, 2010

¡Ay, MJ! Yo el frío cada vez lo llevo peor. Será la edad aunque tengo amigas que dicen que es la sangre del sur que tira de mí. Empiezo a comprender porqué la gente mayor se va a Maimi, Canarias o cualquier sitio templando.

Lo que yo me puse fue baño de color. Ya se está bajando el tono oscurro-horrible-que-me-hace-parecer-una-muerta. Paciencia.

Tenemos hora con el trauma otra vez para que le mire los pies. Sospechamos que los tiene planos y esto afecta bastante a las rodillas (y a todo).

Ya sé que hay cosas que hay que sufrir en las propias carnes, caerse y levantarse por uno mismo, pero como padres duele observar el proceso.

Conguito says:
sábado, 30 octubre, 2010

Yo de adolescente, Luna, me pinté un mechón de rubio platino. Fue un pequeño escándalo en el cole (que era de curas). Y eso fue toda mi escentricidad con el pelo.

Da penina ver que nuestros enanos ya no son físicamente bebés. A los míos ya les he explicado, de todas maneras, que cuando ellos tengan digamos cincuenta años y yo unos mil, seguirán siendo mis bebes...

Creo yo que para esto de las lesiones hay que ser muy paciente y disciplinado. ¡Qué difícil es!

Besos a todos

Impasse says:
sábado, 30 octubre, 2010

Ya estoy a punto de aterrizar en Oviedo, aunque ahora mismo estoy en Guayaquil, dispuesta a oir todo lo que cuente el guia, y a mirar con mucha atencion.
Si, yo tambien empiezo a pensar que hay que ir al sur, solo que (como Alejandro Sanz) tengo el corazón partío...
Nos vemos pronto
Muchos besos

Jose says:
sábado, 06 noviembre, 2010

Saludos Conguito.

Lo mejor para no ver las canas es teñirse el pelo de blanco. En cuanto menos lo esperes, no te hará falta teñirlo más.

Ya te ha comentado la jefa lo del color azul, pero es que antes he visto varios colores más (incluso una extensión colorada) en su pelo y como que ya no me asustan.

Lo del oso no lo acabo de entender. ¿Será que a mí me gustan más Paca y Tola que Furaco?

Besos.

Jose.