martes, 31 de enero de 2012

Pavlova

8 comentarios
Imprime esta entrada Ya hace tiempo que nos comimos este postre, vamos que sólo nos quedan las fotos, así que ya es hora de compartirlo con el mundo mundial.
Se trata de una base de merengue, crujiente por fuera y cremoso por fuera adornado con nata, frutas y, en este caso, chocolate. Leo en wikipedia que este postre es originario de Australia o Nueva Zelanda y que se llama así porque fue confeccionado en honor de la bailarina Anna Pavlova. Eso en lo que a historia-datos se refiere.

Es un pelín latosillo de hacer... pero merece la pena ¡ya veréis!

Pavlova con especies, chocolate y naranjas confitadas
Chocolate from the Kitchen Library (Marks & Spencers)
8 porciones


Ingredientes:


Base:
  • 5 claras
  • 280 gr. azúcar
  • 1/4 cucharita canela molida
  • 1/4 cucharita nuez moscada molida
  • 2 cucharadas maicena
  • 2 cucharadas vinagre
Relleno:
  • 450 ml. nata para montar
  • 175 gr. chocolate negro
  • 3 cucharadas Cointreau o cualquier licor de naranja
  • 1 naranja
  • 600 ml. agua
  • 250 gr. azúcar

Método:

  1. Lo primero es la naranja confitada. La cortamos en rodajas finas. La mía vino directamente de Valencia junto con sus otras hermanas dentro de una caja. Hacemos un jarabe con el azúcar (250 gr.) y el agua (600 ml.). Añade las rodajas de naranja. Cuece a fuego lento durante 25 min. aproximadamente, o hasta que la piel esté tierna. reserva. Este paso se puede hacer con días de antelación. Simplemente, guarda la naranja confitada en el jarabe, en la nevera.
  2. Vamos con la base. Primero dibuja un círculo de papel de hornear de 20 cm. de diámetro.
  3. Enciende el horno a 150ºC.
  4. Bate las claras hasta que estén duras. Añade el azúcar poco a poco, hasta que el merengue brille. Incorpora las especias. Añade maicena (esto hace que el merengue esté crujiente por fuera y cremoso por dentro) con una cuchara con movimientos envolventes y el vinagre .
  5. Coloca el merengue, artísticamente si puedes, sobre el círculo de papel de hornear. Cuécelo durante 5 min. Baja el horno a 120ºC y continúa horneando durante una hora. Deja que se enfríe en el horno SIN ABRIR LA PUERTA DEL HORNO.
  6. Lo peor ya ha pasado. Vamos con el relleno. Pon 150 ml. de nata en un cazo con el chocolate, en trozos, y derrite todo removiendo. Retira del fuego. Añade el licor. Como yo no tenía le puse esencia de naranja. A la nevera con ello.
  7. Monta el resto de la nata, SIN NADA DE AZÚCAR. Luego con el almíbar de las naranjas más el dulzor de la base ya tenemos bastante.
  8. Montamos el monstruo:
  9. Primero la trufa de chocolate. Luego la nata encima. Por último las rodajas de naranja, con arte, si se tiene. También le dimos un toque de cacao en polvo, porque nosotras lo valemos.
  10. A la nevera con todo hasta que llegue la hora del postre.

Lo cortamos como podemos....y lo servimos:

¡Rico, rico, rico!

8 comentarios:

MAMUMA says:
martes, 31 enero, 2012

Conguito,¿ es de régimen?

Conguito says:
miércoles, 01 febrero, 2012

Sí, MAMUMA, ¡de engorde!

Impasse says:
jueves, 02 febrero, 2012

Este postre es de los que lo tiene todo, presencia, para regalar los ojos; sabor,es riquisimo para el paladar y hasta un precioso nombre.

No debe ser nada facil conseguir esta presencia, y aun asi te salio perfecto.

Besos

40añera says:
jueves, 02 febrero, 2012

Tu siempre tentándome ¡Por Dios, que ricooooo!

Ah he visto lo guapo que a quedado el nano sin parato jejeje
Un beso

Bridget says:
jueves, 02 febrero, 2012

I want some.

(Drool, drool....)

Conguito says:
viernes, 03 febrero, 2012

Impasse, ¡aduladora! ¡Así da gusto!

Besos

Conguito says:
viernes, 03 febrero, 2012

Cuaren, está en mi naturaleza...

Gracias por el piropo, se lo haré llegar al enano en cuestión.

Besotes

Conguito says:
viernes, 03 febrero, 2012

Bridger, come and get it!

Besos