miércoles, 4 de agosto de 2010

El Santiago Bernabeu

8 comentarios
Imprime esta entrada El pasado finde nos desplazamos a la capital, en busca de nuestra enanísima, historia que contaré otro día. Baste saber, por ahora, que ella llegaba casi de madrugada a Barajas. Para matar el tiempo y cumpliendo lo prometido, fuimos a conocer el (no-sabemos-por-cuánto-tiempo-ahora-que-Florentino-es-presidente-otra-vez) estadio Santiago Benabeu.

Hacía un calor que fundía los plomos. No me acostumbro. No me cabe en la cabeza que haya gente que quiera/pueda vivir en estas condiciones. Haberme criado en el Paraíso Natural puede que tenga que ver con esto...¿cómo sobreviví cuatro años en Brasil?

Lo primero que llamó mi atención es que no eramos los únicos locos con este plan: había autobuses. Hay gente pa'tó.

El césped es verdaderamente maravilloso, se diría terciopelo. Hablando con una de las guardias me dijo que lo mojan constantemente y que está prohibido pisarlo. Vamos que si te cuelas te echan con un patada en el trasero, de propina.

En el recorrido primero ves el campo desde arriba.Luego comienza el museo. Para abrir boca, el palmarés del club. A la izquierda los logros de fútbol, a la derecha los de baloncesto. ¿O es al revés? Es que soy medio disléxica.Para seguir, evolución de tricots, botas y pelotas. Antes todo era más sencillo y seguro que lo usaban por varias temporadas. No me quiero ni imaginar cómo te quedaba el pie teniendo que chutar con esos balones tan pesados en un día de lluvia. Nada que ver con el jabulani. El enano nº 3 estaba asombrado del mal "acabado" de la prenda, en cuestión. A mí me encantó el escudo.A continuación, paneles informativos con la historia del club. Mira tú por donde, lo fundó un catalán. Si es que la vida está llena de ironías.No todo es fútbol. El club comenzó siendo mucho más ambicioso. Tenían equipos de balonmano, natación, atletismo, ajedrez y un largo etcétera del que no me acuerdo. Hoy sólo quedan el fútbol y el baloncesto. Ver de cerca las botas de baloncesto de Fernando Martín es impresionante. ¡Qué tamaño!

Salas y más salas de trofeos, botas y balones de oro y otros metales, entre medias montajes fotográficos con tus ídolos y con la copa de no-sé-qué (porque no las compramos, el enano nº2 con Kaká y el 3 con Ronaldo nos basta).

Por fin llegamos a pie de campo, no sin antes pasar por la zona vip (donde se cuecen los negocios de España, vamos ahí hay de todo menos fútbol) y la tribuna de honor.

Te puedes sentar en el banquillo y sentirte como un jugador. Nada que ver con el banquillo del enano nº3 en sus partidos... Estos son mulliditos, no se nos vayan a lastimar los chicos.Puedes salir por el túnel de los jugadores para sentirte como un campeón.

También discutir las jugadas y estrategias en el vestuario, previo paso por el jacuzzi o tal vez por el masajista. Pero ¡qué mal viven!¿Preguntas?

8 comentarios:

Luis says:
miércoles, 04 agosto, 2010

Que level Congui... si no fuera porque soy del Barça yo tambien lo visitaría.... cosa que no hice en los 7 años que viví en Madrid... Todos tus hombres salen muy guapos... conste... Besis

Conguito says:
jueves, 05 agosto, 2010

No si yo sólo sigo a mi enano y su liga...

Preparaos porque este año llega Maurinho y creo que va a hacer un equipo, en contraposición con 11 tíos en el campo...

Gracias por el piropo a los hombres de la tribu, pero... y yo?

Besos

Luis says:
jueves, 05 agosto, 2010

Mi querida Conguito: a ti no te dije nada porque como en la mili... la belleza no solo se te supone... sino que en este caso es real como la vida misma... yo puedo dar fe de ello... Besin

Conguito says:
jueves, 05 agosto, 2010

¡Mil gracias, Luis! ¡Es justo lo que necesitaba oír!

Besines

40añera says:
jueves, 05 agosto, 2010

Eso es un estadio y no otros, que todos nos entendemos, jajaaja!!!
La verdad es que no son trabajadores son uno MIMADOS!!!
Besin Wuapos los nanos, salen a mami

Conguito says:
jueves, 05 agosto, 2010

Ahí le duele, 40añera!

Gracias por los piropos! Así da gusto.

Besos

Jose says:
miércoles, 11 agosto, 2010

Saludos Conguito.

Si es que el apellido del tal Santiago, nada menos que Bernabeu, también parece catalán. Así que no sé a qué viene llevarse tan mal con los "primos" de Cataluña.

Nosotros estuvimos en el Nou Camp en octubre, pero ni siquiera nos dejaron sentarnos en el banquillo. Eso sí, el paso por la boutique del Barça dejó temblando la tarjeta.

Besos.

Jose.

Conguito says:
miércoles, 11 agosto, 2010

Pues mira no había caído yo en eso, pero tienes toda la razón. El nombre del estadio me es tan familiar que no me había parado a diseccionarlo.

No es por provocar, pero los que siempre se están quejando y lloriqueando que si no se les quiere bien son los catalanes...

Besos