jueves, 9 de diciembre de 2010

Turrón de chocolate

20 comentarios
Imprime esta entrada Por razones ajenas a mi voluntad desde ayer me siento pequeñita. ¿Alguien ha tenido este sentimiento alguna vez? Es como una efecto visual, pero mental. Me da la impresión de que todos con los que me cruzo me sacan una cabeza... como mínimo. Supongo que se me pasará.

Al grano, el objeto real de esta entrada es revelaros esta maravillosa receta de turrón de chocolate. Una vez que lo probéis no habrá vuelta atrás: nunca más turrón comprado relleno de arroz inflado.

Turrón de chocolate
1 tableta

Ingredientes:
  • 175 gr. almendras marconas enteras
  • 250 gr. cobertura de chocolate con leche
  • 250 gr. nutella
  • 75 gr. cobertura de chocolate negro
Método:
  1. Prepara un molde para el turrón: corta un tetrabrik a lo largo, lávalo y voilà, tenemos nuestro molde.
  2. Tuesta las almendras en el horno a 150ºC. Deja que se enfríen.
  3. Derrite la cobertura de chocolate con leche. Añade la nutella. Revuelve.
  4. Tritura groseramente las almendras con el rodillo. Añádelas a la mezclade chocolate.
  5. Forra el molde casero con papel de hornear. Vierte la mezcla dentro.
  6. Deja que se enfríe. Este es el aspecto que ofrece:
  7. Derrite la cobertura de chocolate negro y extiéndela por encima del turrón.
  8. Haz unos dibujillos con un tenedor y ya está.
¡A disfrutar!

20 comentarios:

susina says:
jueves, 09 diciembre, 2010

Pues a mí que me pasa lo contrario...y sólo mido 1,72, que no es nada del otro mundo hoy en día...me da la sensación de que mi marido es más bajito que yo y no me pongo últimamente tacones...con lo que me gustan!!!!! Es, como tú dices, una percepción no real, porque cuando nos miramos en el espejo, que no engaña, veo la realidad...así que mis tacones vuelven a mis pies.

En fin, me encanta el turrón de chocolate, y casero tiene que ser auténtico lujo. Además el truco del envase de leche es genial!!!!!!!!

40añera says:
jueves, 09 diciembre, 2010

Joder! perdón, si hasta lo saboreo. Yo como siga así no me voy a sentir nada pequeña.
Besos pitufa

Mery Jane says:
jueves, 09 diciembre, 2010

YO SIEMPRE ME SIENTO PEQUEÑITA. con dos hermanos como armarios de grandes y un novio que mide casi 1,90 ¿Qué espero?
Pero bueno, una se acostumbra...
¿Para tí es bueno o malo?

Respecto al turrón del chocolate...mmm...no sé qué decir, sólo que así será imposible alejarme del chocolate.

Una pulga más says:
jueves, 09 diciembre, 2010

Vamos a ver! medir 1,72 es... ser altísimo. Yo tengo metro y medio escaso, medido con buena voluntad y recién levantada que uno está mas estirado. La percepción mental, es cuestión de días y autoestima, la real es la que es, y hay días que te encuentras con gente mas o menos, mas bien más, casi siempre,de tu tamaño y otros días te cruzas con gente con la que las medidas y los tamaños quedan fuera de valoración, puesto que te sacan tres cabezas. En fin, cada uno es como es, el envase nos viene de fábrica y no creo que tenga mucho mérito ser mas alto, mas guapo, rubio o moreno. Lo que realmente importa son las cosas a las que hoy ya no se les da la importancia que tienen, pues nos quedamos en el exterior y poco más profundizamos.
...ejem... vaya rollo!!! El turrón de chocolate muy bueno.

Hoy me siento mas pulga que nunca,¡ y con mucho orgullo! me viene a la mente esa canción de Fito & Fitipaldis (me encantan).

"Es la ventaja de irse haciendo viejo. No tengo nada para impresionar. Ni por fuera ni por dentro

No voy a sentirme mal
Si algo no me sale bien
He aprendido a derrapar
Y a chocar con la pared.
Que la vida se nos va
Como el humo de ese tren
Como un beso en un portal
Antes de que cuente diez

Y no volveré a sentirme extraño
Aunque no me llegue a conocer"

Besines

Luis says:
viernes, 10 diciembre, 2010

Conguiiii... Me lo pido pa la próxima en sustitución de los bombones... que ricooooo.... Besin

Tordon says:
sábado, 11 diciembre, 2010

Sus percepciones , estimada Conguito, nada tienen que ver con la realidad, ya que los que la conocemos pensamos de usted que es una gran persona y una excelente bloguera.

Además de una magnífica repostera,como queda demostrado en esta apetecible e hipercalórica entrada.

Besinos.

Conguito says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Hola Susina!

Yo me enteré hace poco que mido un cm y medio más de lo que pensaba: uno sesenta y nueve y medio, para más inri. A mí no me gusta ponerme tacones por incómodos... pero lo que me pasó el otro día era rarísimo. Me parecía que la gente tenía unas piernas quilométricas. En fin, muy raro todo. Debe ser el ambiente navideño.

Conguito says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Ja, ja, ja, Cuanren. Es verdad, siempre se puede crecer a lo ancho!

Besos

Conguito says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Para mí no es bueno ni malo, MJ. Hace mucho que me acostumbré a mí misma. Simplemente nunca me había pasado esto de ver a la gente enorme, con unas piernas larguísimas y cuando pasaban al lado mío eran como yo o más bajos. Una sensación rara.

Lo dicho, una vez que pruebes este, no podrás volver a comer el comprado.

Conguito says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Pulguilla. No podría haberlo dicho yo mejor.

Besos

Conguito says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Luis, tomo nota. A este ladrillo de chocolate lo llamamos turrón por la época pero sirve para todo el año.

Besinos

Conguito says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Querido Presi, ¡qué me sonrojo!

Muchas gracias y besinos

vamosalculete says:
domingo, 12 diciembre, 2010

Yo, ni alta ni baja..., la verdad es que no le doy mucha importancia a la altura, ni a los tacones.

Soy más alta que mi marido y eso no me impide ponerme tacones ;D

Pero si es cierto de que a veces tenemos percepciones "raras" de nosotros mismos...

Yo ahora mismo me estoy viendo muuuuuuucho más "gorda" si se me ocurre preparar este turrón...jajaja...Tendré que pensármelo porque, en tu caso, lo de la altura, puedes ser una percepción, pero en el mío, si lo preparo y, luego me lo como, será una realidad...jajaja...

Un besote, mi solete.


vamosalculete.

Conguito says:
lunes, 13 diciembre, 2010

Bueno, yo pensaba hasta hace poco que era bajita, ya que mi hermano mayor es muy alto y en mi familia pensaban que yo iba a ser una jirafa. Me ha costado años darme cuenta que hay muchas mujeres y no pocos hombres más bajos que yo. Se podría resumir en el poder de la mente...

Para mí el placer reside en hacer el turrón. Luego se lo comen los enanos o lo regalo.

Besotes

EVA L. says:
miércoles, 15 diciembre, 2010

Creo que Tordon lo ha dejado bien claro! Simplemente añadir que tenéis que dejar de hacer estas delicias por favor, que una llega feliz a trabajar porque consigue entrar en un pantalón casi olvidado, y no hay forma de mantenerlo alejado del fondo del armario.
Gracias por compartir!

Conguito says:
miércoles, 15 diciembre, 2010

Ja, ja, ja, Eva! No te preocupes que mirar no engorda :)

EVA L. says:
jueves, 16 diciembre, 2010

Ya, si pudiera conformarme con sólo mirar... Ya tengo la receta impresa, con tu permiso, la semana que viene la degustaremos ;)

Conguito says:
jueves, 16 diciembre, 2010

Ya me contarás qué versión te gusta más: la industrial con arroz inflado y sabe-dios-qué o esta con almendras y nutella:)

Moisés Úbeda says:
viernes, 17 diciembre, 2010

Mucho más fácil con galletas picadas, chocolate y leche merengada. Todo mezclado y se hace un salchichón de chocolate!!! Ummm...

Conguito says:
sábado, 18 diciembre, 2010

Moisés: más fácil... pero no más sabroso. Prueba esta versión y verás.

Un saludo