lunes, 27 de diciembre de 2010

Turrón de nata y nueces

4 comentarios
Imprime esta entrada Hoy en día, desde hace bastante tiempo, existen todo tipo de sabores para los turrones: chocolate negro, blanco y con leche y de más guarrerías que ahora no se me ocurren pero para mí los turrones típicos son el duro, el blando, el de yema y el de nata con nueces. Junto con los mazapanes, esto es la navidad culinariamente hablando.

Vamos a comenzar con este último.

Turrón de nata y nueces
Una tableta

Ingredientes:
  • 250 gr. almendra marcona molida y cruda
  • 35 gr. nata líquida (para montar)
  • 15 gr. leche entera en polvo
  • 25 gr. azúcar invertido
  • 100 gr. nueces, troceadas
  • 180 gr. azúcar
  • agua
  • gelatina de manzana
Método:
  1. Lo primero de todo es preparar el molde. Yo uso un tetrabrik cortado transversalmente (y limpio) y lo forro con papel de hornear.
  2. Vamos a hacer un jarabe con el azúcar: lo ponemos en un cazo cubierto con agua al fuego. Nuestro objetivo es hacer almíbar de bola dura o fuerte. En la actualidad tengo un termómetro pero no es absolutamente necesario. El punto de bola dura es cuando introducimos una espumadera en el almíbar, soplamos a través y se forman globos alargados y blancos. Para ello necesitamos primero mucho miedo para no quemarnos. Yo siempre ponía un cuenco con agua helada a mi vera para meter los dedos en caso de accidente. Si tienes un termómetro el jarabe está listo cuando la temperatura alcanza 120ºC.
  3. Mientras se está haciendo el jarabe, mezcla la nata, la leche en polvo y el azúcar invertido en un cuenco y reserva.
  4. Cuando el jarabe está listo, retíralo del fuego. Añade la mitad de la almendra molida junto con la mezcla de nata. Revuelve bien. Cuécelo todo durante un minuto aproximadamente.
  5. Retíralo del fuego de nuevo y añade el resto de la almendra junto con las nueces troceadas.
  6. La masa no debe pegarse a los dedos cuando se enfría. Viértelo rápidamente en el molde y déjalo que se asiente por lo menos un día.
  7. Este es nuestro turrón después de un día y del otro lado. Si alguien tiene un truco para alisar la masa para que quede bonita se manifieste por favor. Yo soy un desastre en este aspecto.
  8. Bien, ya sólo nos queda calentar un poco de gelatina de manzana y pincelar nuestra obra con ella.
El resultado final con corte transversal:
Mis cobayas me cuentan que una vez probado este es imposible volver al industrial... vosotros me diréis.

4 comentarios:

vamosalculete says:
lunes, 27 diciembre, 2010

Yo no soy de dulces navideños pero me llevo la receta, al resto de mi familia si le gustan, y mucho, así qeu creo que si lo preparo no van a dejar "ná".

Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

Impasse says:
martes, 28 diciembre, 2010

Uhmmmm... ya lo he probado este año, pero no me canso nunca de él; es una de tus mejores creaciones, y conste que son muchas.
Besos

Conguito says:
jueves, 30 diciembre, 2010

Ay, Fartuquina! Ahora casi ni los pruebo pero en mis tiempos de comedora de azúcar me encantaba en turrón blando, la torta imperial y los polvorones!

Besos

Conguito says:
jueves, 30 diciembre, 2010

Gracias Impasse, el mérito es todo tuyo puesto que conseguí la receta gracias a ti.

Besos