viernes, 18 de septiembre de 2009

Carcel de Amor, Diego de San Pedro

2 comentarios
Imprime esta entrada Una vez más, me ha encantado. Sólo siento habermelo leído tras La Celestina. Un fallo técnico - cronológico.


¡Qué pena me dan Leriano y Laureola! Debemos extraer una lección de todo esto. La intención de Leriano es casarse con Laureola, pero en vez de pedirle la mano a su padre intenta tomar contacto con ella directamente. Planta la semilla de su desgracia. ¡Qué difícil es esperar! ¡Qué duro el castigo! San Pedro consigue que tengamos simpatía tanto por uno como por el otro en sus sufrimientos respectivos, así como que aceptemos su infelicidad mutua y el trágico final nos parezca lógico.

Enternecedoras las razones de Leriano cita para fundamentar el respeto que los hombres deben a las mujeres. ¡Lástima que hayan caído en saco roto por tanto tiempo!

En definitiva, una obra maestra. Por su gran maestría en la construcción de la trama. Por su lenguaje bellísimo. Por su argumento cautivador.

Esta obra es la última de literatural medieval española. Se puede decir que me he leído lo más básico. Ya soy un poco menos ignorante.

2 comentarios:

KUBAN says:
sábado, 19 septiembre, 2009

Me obligas a buscar ese libro. Gracias por tu visita y tu comentario. Un abrazo.

Conguito says:
sábado, 19 septiembre, 2009

Hola Kuban. Lo encontrarás en la red en la pág del instituto cervantes. Gratis total.
Saludos