viernes, 11 de septiembre de 2009

Legocielos

7 comentarios
Imprime esta entrada Dulces recuerdos de nuestros últimos días de las larguísimas vacaciones (11 semanas y un día, que parece una condena).

Además de correr, saltar, nadar, jugar, dormir, comer y pelearse, el enano nº 3 construyó un rascacielos con el lego. Le llevó dos días. Todos los detalles están cuidados. Nótese:
  • Cimientos
  • Ventanas
  • Terraza mirador
  • Entrada de lujo con moto aparcada a la puerta
  • Héroe en el tejado
  • Antena
  • Azotea con jardín sobre la entrada
  • Plantas ornamentales en la acera
¡Eso que no vino a Nueva York con nosotras!
Ayer tocaba preparar todo para la vuelta al cole. Los acontecimientos en orden cronológico:

Son las 21:00 y los zapatos del enano nº2 no aparecen. La camiseta de ginmasia del nº3 tampoco. Sin duda, en esta casa hay trasgos. Mi mejor mitad y el enano nº2 se encaminan a las 21:15 hacia el Corte Inglés, menos mal que todavía estaba abierto.

Simultáneamente, a la enana nº 1 le da por alisarse el pelo a las 21:12. Esto le suele llevar dos horitas. Inaceptable. Tengo que hacer de mala y la mando a la cama. Me odia. Es un mar de lágrimas.

A las 22:45, cuando he terminado de marcar los chorrecientos mil calcetines, jerseys, pantalones, chaquetas, camisetas y leotardos; aparece el enano nº3. De los nervios y la excitación no puede dormir. Lo que me faltaba. Mi héroe viene al rescate y consigue que caiga en manos de Morfeo.

Hoy hemos vuelto a la normalidad. Hoy comienza la rutina. Hoy empieza la normalidad, con permiso de la gripe porcina...

7 comentarios:

lunatica says:
sábado, 12 septiembre, 2009

Creo que mi casa es la prima hermana de la tuya, tambien desaparecen cosas! ja ja
Tu enano tiene buen futuro, arquitecto o ingeniero?
Bienvenida de nuevo a la paz y tranquilidad de "los chicos en el colegio"
Besos.

Conguito says:
sábado, 12 septiembre, 2009

Bueno, lo que el enano quiere ser es jugador del real madrid ¡qué original! estamos convenciéndole de que las probabilidades de que eso ocurra son iguales a cero (no vaya a ser que se desilusione) y proponiéndole el plan B: una carrera. El tiempo lo dirá.
¡Qué bien me entiendes! Necesito un poco de paz y tranquilidad ¡Bendito colegio!
Besos

KUBAN says:
domingo, 13 septiembre, 2009

La cotidianidad merece también que se le dediquen unas líneas. Gracias. Volveré.

Conguito says:
domingo, 13 septiembre, 2009

Gracias a ti por visitarme.
Saludos

Anónimo says:
lunes, 14 septiembre, 2009

Hi Congui! aprovecho a hacer un comentario para referirme también a la última entrada: HORROR!!! Otro bicho de esos en casa noooooo....espero que no sea lo próximo en mi casa. Si bien estoy de acuerdo con lo de administrar ellos su propio dinero y esas cosas. A los míos de momento les ha dado por meterlo en el banco, precisamente el otro día, todo lo recopilado en el año y no veas, mucho más de lo que ellos mismos pensaban (y yo).
Sin embargo me encanta el rascacielos, le ha quedado precioso. ME gustan mucho los Lego y mas aún cuando les veo concentrados en la construcción. El otro día en CArrefour había un Harry Potter tamaño casi natural expuesto y otros personajes, genial. Como te digo me chiflan.
Aquí también con la vuelta al cole y a la rutina. Todo en orden gracias a Dios.
Besazos.E.

Madrina E. says:
lunes, 14 septiembre, 2009

Otra vez me olvidé de poner mi nombre I am sorry.E.

Conguito says:
lunes, 14 septiembre, 2009

Sí, Madri E., a mí tb me encanta cuando se ponen con el lego. Al principio estaba empeñada en que cada pieza estuviera en su caja correspondiente, hasta que comprendí que a ellos les gusta (una vez construído el aparato) crear otras cosas: coches, aviones, cohetes, barcos, ciudades, tanques... con las piezas y mezclarlo todo.
Besos