sábado, 12 de diciembre de 2009

Hipocondría

5 comentarios
Imprime esta entrada Ya no va a haber problemas en mi vida. Mi infinita gratitud a la radio.

No temo a los kilos demás estas navidades, pues puedo escoger entre Obergrass y Adipesina, producto milagroso contra esa grasa blanca hasta ahora desconocida. Sí, resulta que hay grasa blanca (creía que era toda amarilla...) y que su lugar preferido es mi cintura. ¡Acabáramos!

Afortunadamente existe Revidox. Comer diariamente 45 kilos de uva para evitar la oxidación iba a ser difícil...Ya no hará falta comprar vino. Una cápsula y tenemos la dosis de uvas para todo el mes, ¡oye!

Para estudiar, DeMemory. Me va a ayudar mogollón. Vamos, que tomándome unas de estas seguro que tengo que calentar silla mucho menos...

Si de tanto concentrarme se me comienza a caer el pelo, Keren 2. Ya no temo a mis pensamientos, mi pelo está seguro.

Que estoy cansada y no puedo con el alma? Unas ampollas de Revital y no se hable más. Me sentiré como una moto. Además no pueden faltar en mi bolso otras ampollas de Recuperal, porque una nunca sabe cuándo la próxima juerga se va a presentar!

Quiero que mis enanos crezcan sanos y fuertes, cosa que se consigue si gozan de buen apetito. Por eso voy a incluir Ceregumil junior en su dieta. ¡A estos enanos ya sólo les va a faltar volar!

Cuando mi mejor mitad tenga catarro y ronque, le doy unas gotas de Dormir bien y asunto resuelto. Si después de tantos temas y leyes me he pasado de rosca, me tomo unas gotas de Bendormir. Las noches de insomnio han llegado a su fin. Gracias otra vez, radio.

Después de tanta ampolla, cápsula y píldora puede que mi regularidad sufra. Nada, para este problemilla también me ofrece la radio una solución: Cofilac. Me dicen que lo puedo tomar to-da-la-vi-da. La felicidad es completa.

Si es que no sé por qué me molesto en comer...

5 comentarios:

Impasse says:
domingo, 13 diciembre, 2009

Muy bueno y divertido, el artículo de hoy.
Todo eso es lo que se llama crear necesidades... y necedades.
Voy a añadir otro, que no bien en la relacióm. Si desues de pasar una noche reparadora con el Bendormir, y despues de cafe del desayuno aun no te has despertado del todo necesitas Alertar... para llegar a la Luna sin nave espacial.
Todo un compendio de estupideces caras, eso sí

Impasse says:
domingo, 13 diciembre, 2009

Muy bueno y divertido, el artículo de hoy.
Todo eso es lo que se llama crear necesidades... y necedades.
Voy a añadir otro, que no bien en la relacióm. Si desues de pasar una noche reparadora con el Bendormir, y despues de cafe del desayuno aun no te has despertado del todo necesitas Alertar... para llegar a la Luna sin nave espacial.
Todo un compendio de estupideces caras, eso sí

Impasse says:
domingo, 13 diciembre, 2009

Veo que salió por duplicado, no me extraña mucho despues de tal mezcolanza de remedios...

Una pulga más says:
domingo, 13 diciembre, 2009

Os faltan las pastillas para no soñar. La píldoras de los filtros de colores, para ver la realidad como "los otros" quieren que la veamos.
Impasse me alegro de volver a leerte.
bsin

Conguito says:
domingo, 13 diciembre, 2009

Impasse, un claro ejemplo de que necesito el Alertal. Ideal para sacudir la empanada mental de dimensiones incalculables que llevo a cuestas. No puede faltar en mi botiquín.
Sí, Pulga, tienes razón, pero esas no las anuncian en la radio...
besos