lunes, 5 de abril de 2010

El Camino, Miguel Delibes

4 comentarios
Imprime esta entrada Esta es una de las lecturas obligatorias de la enana. Con motivo del fallecimiento de nuestro gran Delibes me lo he leído. Me ha encantado. Se lo recomiendo a todos los que me quieran escuchar.

Es esta una historia muy tierna, acerca del fin provocado de la infancia, acerca del enraizamiento de la gente del pueblo, acerca de las costumbres españolas de la posguerra, acerca de la sociedad española. Con esta excusa Delibes nos muestra la dinámica de todo un pueblo, con todos sus personajes, en la dura posguerra española. En realidad, son los personajes de un pueblo, pero son extrapolables a la sociedad española. He reído, he llorado, he reflexionado.

La enana me dice que le gusta el argumento, pero no la forma en que está escrito. Se me cae el alma a los pies. Esto no puede quedar así. Decido hacerle una entrevista:

Conguito - ¿Qué te gustó del libro?

Enana: El hecho de que el protagonista, Daniel el Mochuelo, recuerde su vida infantil en el pueblo la noche anterior a dejarla.

Conguito - ¿Qué crees que significa el viaje a la ciudad?

Enana: Alejarse de todo lo que le gusta y conoce. Dejar su infancia atrás, cosa que no quiere hacer.

Congito - ¿Qué no te gustó?

Enana: Que todos los personajes, con excepción del cura, tengan motes. No me gustan los motes. Que sea de una época "lejana". La pobreza de la gente del pueblo.

Conguito - ¿Qué te parecen los personajes?

Enana: Tontos.

Conguito - ¿Todos?

Enana: Bueno no, la Guindilla por cotilla y mandona y Daniel, el Mochuelo, por la subordinación con sus amigos. Que encuentre que Roque, simplemente por ser el más fuerte tenga que ser el jefe y por tanto, todo lo que dice y hace está bien.

Conguito - ¿Te gusta algún personaje?

Enana: Uca-uca. Porque es libre, tiene tesón y no renuncia a sus ideas.

Coronó diciéndome que no vive la historia, no se mete en ella, lo lee desde la distancia. Tal vez sea la falta de unión con un lugar en concreto. Esta pobre lleva viajando desde antes de nacer...o tal vez quizá por ello no pueda disfrutar de los libros clásicos en toda su extensión.

Considerando que la primera vez que le pregunté me dijo que no le había gustado en absoluto, después de la entrevista me quedé más tranquila. Además creo que capta la historia. Tal vez sea una mezcla de la arrogancia adolescente de creerse de vuelta de todo por el simple hecho de comenzar a descubrir la vida a través de sus propios ojos, mezclado con el ansia de ver todo de color de rosa.

Espero que sea una fase pasajera.

4 comentarios:

Impasse says:
martes, 06 abril, 2010

Esto si que es llegar, casi, al fondo de una personalidad. Y ayudarla a desarrollarse. Me refiero a la entrevista con nº 1. Qué buena idea; muy buena
El libro, todavía, no lo he leído, pero los comentarios de ambas me han satisfecho mucho. Nº 1 ya, a su corta edad,tiene facilidad para la abstracción, sin la cual no hay analisis. Otra cosa son sus gustos, pero el gusto es cambiante y moldeable...
Felicidades por el conjunto.
Besos

Conguito says:
miércoles, 07 abril, 2010

Muchas gracias. Se me suben los colores y me siento halagadísima.
Besos

Madrina E. says:
jueves, 08 abril, 2010

A mi también me obligaron a leer este libro en el colegio y claro, no es lo mismo leer por obligación que por devoción...
Es un libro muy bonito pero entiendo que a la enana no le llegue igual que a los adultos, en plena adolescencia uno se cree que está de vuelta de todo pero no puede, aunque quiera, apreciar las cosas como los que vamos cumpliendo años...
Coincido con Impasse en que la entrevista es preciosa y demuestra la madre tan grande que eres, tus hijos te estarán eternamente agradecidos seguro.No cambies nunca.
Besos.
E.

Conguito says:
viernes, 09 abril, 2010

¡Cómo se nota lo bien que me queréis!
Besos