jueves, 8 de abril de 2010

Macarons (minis)

5 comentarios
Imprime esta entrada Lo primero, pedir disculpas por las lamentables instantáneas de estos macarons. Esto es lo que pasa cuando, en ausencia de suficiente luz, me da un ataque de pereza y no saco el trípode.

Tenía por casa unas cuantas claras danzando. Me daba para hacer carajitos a go-go, pero tenía ganas de probar algo nuevo. Parece que esto de los macarrons está en el aire. Los encuentras en la tele, en los blogs de todas las lenguas y estilos, en las revistas, en los escaparates...

Después de una investigación en varias páginas y un libro, me lancé al ruedo.

Voy a describir lo que hice y lo que debería haber hecho, porque no salieron mal, pero podían haber salido mejor. Decidí hacerlas de tres sabores:

-natural, relleno de ganache de chocolate negro
-café, relleno de ganache de chocolate blanco
-chocolate, relleno de crema de limón

Ni que decir tiene que cada uno puede ponerle el sabor o no sabor y el relleno que más rabia le dé: mermeladas, nutella, compotas, dulce de leche...

Os explico:

Mini- macarons

Ingredientes:
Para los macarons:
  • 90 gr. claras, a temperatura ambiente
  • 30 gr. azúcar
  • 200 gr. azúcar glass
  • 110 gr. almendras crudas en polvo
  • 2 chucharadas soperas cacao
  • 2 cucharadas café soluble (descafeinado)
Para el relleno:
  • 50 gr. queso cremoso
  • zumo de medio limón
  • 1 cucharada azúcar glass
  • 40 gr. chocolate blanco
  • 40 ml. nata (dividido en dos)
  • 40 gr. chocolate negro
Método:
  1. Batimos las claras. Cuando comiencen a tomar cuerpo, añadimos lentamente el azúcar normal.
  2. Seguimos batiendo, cuando estén bastante montadas, añadimos poco a poco el azúcar glass. Batimos hasta que tengan cuerpo (yo, culo inquieto, no batí tanto, no quedaron con tanto cuerpo, no subieron luego como debían)
  3. Añadimos el polvo de almendras con movimientos envolventes.
  4. Dividimos la crema en tres. Aquí soy un poco exasperante: la peso y la divido científicamente: 420 gr./3= 140 gr. cada.
  5. Añade a un tercio de la masa las cucharadas de cacao y a otro tercio las de café.
  6. Metemos un tercio de la masa en un manga pastelera y vamos colocando pequeños tutufos de masa sobre una placa de horno forrada con papel sulfurizado u hoja de silicona. Repetimos la operación con los otros tipos de masa.
  7. Ahora hay que dejar que los macarrons crudos se sequen al aire durante una media hora. Yo lo hice por el reloj y no cambiaron de aspecto. Posteriormente leí que tienen que crear una película, cambiar de color y volverse mate. La próxima vez será. Mientras tanto encendemos el horno a 135ºC.
  8. Cuando se hayan secado, los cocemos durante unos 15 min. El tiempo depende del tamaño de los macarons. Los míos eran minis, se hacieron más rápido. En algunas recetas dicen que hay que dejarlos entre 20 a 22 min.
  9. Vamos a hacer las cremas de relleno. Para los ganaches de chocolate, dividimos la nata. La calentamos, una vez que hierve, añadimos el chocolate en trozos y revolvemos hasta que se disuelva. Reservamos. Para la crema de limón, mezclamos queso, zumo y azúcar. Reservamos.
  10. Cuando los macarons esté fríos, hacemos sandwiches con ellos y la crema que más rabia nos dé.

5 comentarios:

Impasse says:
viernes, 09 abril, 2010

No le veo nada malo a las fotos. Los macarrons muy ricos, quizas, por ponerle un pero un poco pequeños por comparación a los que circulan en foto por ahí. Son tan ricos que uno quiere más "materia" en la que hincar el diente
Besitos

susina says:
viernes, 09 abril, 2010

Conguito, las fotos, como eres tan perfeccionista, te parecen malas pero tus macarons se ven deliciosos!!! Hija, qué manos tienes, pareces Pierre Hermé...de aquí a Paris a presentarlos en la feria de la repostería!!!! están perfectos... y además minis, mejor que mejor, que lo bueno, si breve, dos veces bueno...

Conguito says:
viernes, 09 abril, 2010

Impasse: creo recordar que tenían un montón de claras por ahí. Si me pasas algunas te hago unos cuantos.

Susina, gracias, gracias, gracias. Podemos ir de la manita, tú con tus galletas decoradas.

Besos

Una pulga más says:
sábado, 10 abril, 2010

A mí también me gusta lo pequeñin, y estoy de acuerdo con lo de lo breve... que no se nota nada, que "barro para casa".
besín

Conguito says:
lunes, 12 abril, 2010

Sí, lo pequeñín tiene ese encanto. Por eso nos ponemos a babear si vemos mini playeritos de bebé, mi cualquier cosa... si encima te lo puedes comer: ¿qué más se puede pedir?

Sin embargo, estos macarons son mejorables. Seguiré practicando.