viernes, 23 de abril de 2010

Don Gil de las Calzas Verdes, Tirso de Molina

6 comentarios
Imprime esta entrada
Hoy, para celebrar el día del libro, una pregunta se metió entre los pliegues de mi pequeño cerebro y se fue de paseo. Es más, aún sigue dando vueltas, volteretas, saltos mortales y piruetas mil:

¿Qué es literatura?

Pillé al jefazo, que además es profe de literatura, y le disparé la pregunta a quemarropa. Su respuesta fue un ataque de risa. Vale, a lo mejor es una pregunta pelín ambiciosa. Voy a replantearla, ¿qué es literatura para mí (o ti, o él, ella...)?

En cuestión de libros, sé lo que me gusta y lo que no (que ya es bastante). No me gusta la literatura tipo bestseller. Como L. puso muy bien en palabras, a Aliena (protagonista de Los pilares de la Tierra), sólo le falta sacar la tarjeta de crédito de la falda. Sin embargo, no consiguo definir las diferencias. Esto me frusta cantidad. ¿Alguien me puede ayudar?

Mi Hermano Mayor (HM desde ahora) se parte el alma de risa cuando mi madre saca el tema de Ratoncill@s. Debe ser su peculiar manera de comunicarse: reírse de sus seres queridos (voy a asumir que soy un ser querido para HM, pero esto es otra historia...) Para luego preguntarnos en tono jocoso-irónico,

- HM: ¿qué es un clásico, para nosotr@s?

- Ala el listillo. Pues muy fácil, las obras de cuyos escritores ya están muertos. No, espera. Me rasco la cocorota hasta saltarme la capa de chocolate y llegar al salado maní. Vargas Llosa, Gabriel G. Márquez, Javier Marías, Milos Kundera..., aún viven. Bueno, pues... aquellas obras que resisten el paso del tiempo. Lo que me trae de nuevo a Don Gil y sus calzas verdes.

Para empezar, decir que es una pena no poder disfrutar del teatro español re-pre-sen-ta-do sobre un escenario. Sí, ya sé, hay un teatro en Madrid que sólo se dedica a esto, pero yo vivo en provincias. A los anglosajones no se les cae Shakespeare de la boca, te lo encuentras en forma de serie, teatro, dibujos animados, adaptaciones peliculeras para adolescentes... hasta en el cole! Ellos tienen uno. Nosotros tenemos varios: Lope, Calderón, Tirso,Cervantes, Moratín entre otros. Pero nada, como si no exitieran. Qué penita, pena. Así que aquí estoy, condenada a leérmelo usando la imaginación.

Total, que después de este rollo liberador, os digo que don Gil me ha gustado. Casi, casi tuve que leérmelo cogiendo apuntes (ya sabéis que de dónde no hay no se saca y una menda es limitadilla) de la cantidad de vidas que tiene nuestra prota y no digo más que no quiero arruinar la sorpresa. Vuelvo a mi pregunta, más bien la de HM, de los clásicos. ¿Podemos considerar esta obra un clásico? Sí. ¿Ha resistido el paso del tiempo? No sé. ¿Podemos hoy en día comprender el móvil de doña Juana? ¿El concepto del honor? ¿Los usos y costumbres del siglo XVII en la recién estrenada capital de los Madriles? Va a ser que no. Seguiremos dándole vueltas a la literatura y sus clásicos...

Es que esto de la comedia de enredo lo bordamos, oyes. Tengo que decir que la obra acaba un tanto bruscamente, pero es que si Tirso se pone a explicarlo, necesitaría dos tomos más, así que todos se van y cuando vuelven son amiguísimos. Buen recurso literario.

Si has llegado hasta aquí, mi gratitud es infinita. Gracias de todo corazon y buen finde.

6 comentarios:

Impasse says:
martes, 27 abril, 2010

He apreciado tus comentarios, aunque hay algo incrustado en ellos, que sobra. Ese asunto, si problema es, podría ser objeto de otra reflexión en otra entrada.
Mi parecer es que no hay que mezclar las cosas; o como nos dice el "dicho" no hay que mezclar churras con merinas,
Pasando a la literatura, primer, ya que no único sujeto de tu comentario, para mi es facil reconocer lo que es literaura. Definirla ya es otra cosa.
El creador literario es alguien que tiene que dicerle algo al mundo, algo que ha elaborado en su interior, a veces simplemente con sus vivencias, otras tambien con el conocimiento y la experiencia, y que tiene las dotes para hacerlo.
En cuanto que aqui no se da a conocer nuestra prolifica y excelente creación teatral, es que los españoles somos adoctrinados en no apreciar nada nuestro, ahora mas que nunca. Los que dirigen la educación y los gustos de la sociedad, son como apatridas, se avergüenzan de su pais, (por otro lado contemplandose a si mismos, tienen motivos de vergüenza)
Pero nosotros si apreciamos a nuestros autores, que tuvieron, en su época, un exito enorme y que, como has hecho tu, estan siempre al alcance en los libros; pero sigue siendo Madrid el único lugar donde hay un teatro donde se representan, bastante bien por cierto.
¿Cúal es el próximo clásico que vas a leer?
Besitos

Conguito says:
martes, 27 abril, 2010

Pues he dado un requiebro casi, casi mortal, y me estoy leyendo Colmillo Blanco de Jack London. No me está gustando gran cosa... a lo mejor llego con 25 años de retraso...
Besos

Una pulga más says:
jueves, 29 abril, 2010

Siempre me ha llamado la atención el título de la obra (no leida). Mi hermano siempre bromeaba diciéndome que parecía a Don Gil el de las calzas verdes (nunca supe a que se refería, no creo que haya leído el libro tampoco). He empezado El Camino de Delibes y me está encantado, cuantas vivencias de la infancia.
Besín

Una pulga más says:
jueves, 29 abril, 2010

Para mí la literatura es un espacio que me permite soñar, vivir otras vidas, sufrir, divertirme, conocer...
Es una forma de entrar en la otra dimensión, de tiempo, espacio, perspectivas.
Da la opción de la universalidad y la comprensión del mundo a través de las letras y además es muy gratificante porque logra el autoconocimiento a través de las emociones propias.
Besín

Conguito says:
jueves, 29 abril, 2010

Pulguilla, a lo mejor tu hermano vio la peli. Sé que existe porque yo vi un trozo cuando era pequeña...
La prota, doña Juana, es una mujer valiente que no se arredra ante obstáculosgigantes (honor perdido) porque su prometido le deja colgada por otra con más dinero, sino que le tiende una trampa-trama que lo lleva al buen redil. También es muy, muy, muy guapa y encantadora, además de inteligente (para imaginar esa trama tienes que ser prácticamente un genio...).
¿Será que tu hermano vio esas cualidades?

Besos

Conguito says:
jueves, 29 abril, 2010

Sí, es una buena definición, Pulguilla. A través de la literatura se puede aprender tanto! De tiempos pasados, de nosotros mismos, de geografía...
Mi enano nº3 está comenzando a descubrirlo y yo estoy muy contenta.

Besos