jueves, 13 de mayo de 2010

Digestives Caseras

3 comentarios
Imprime esta entrada Los enanos nº 1 y 2 no pueden vivir sin estas galletas, y sin el lego, los piratas, la X-box, pelearse, jugar juntos... pero eso es otra historia.

Tenía muchas ganas de probar mi suerte con ellas, pero las recetas que he encontrado en la red no me convencían. Todas ellas piden copos de avena pero las verdaderas digestive NO LLEVAN AVENA. Total, que se me ocurrió mirar los ingredientes en el paquete. Leo especificamente:
  • Harina trigo 51%
  • Harina integral trigo 11%
más los otros ingredientes: azúcar, grasa vegetal, jarabe de glucosa, sal, levadura. Resumiendo un shortbread con algo de harina integral.

Como tengo el dato del peso del paquete, 400 gr., puedo hacer un rápido cálculo matemático con la regla de tres para tener una composición de lugar y ponerme manos a la obra.

Las conclusiones: el sabor clavadito, la consistencia no tanto. Las caseras están un poco más duras que las compradas, que tienen una consistencia más arenosa. En general, no he sido abucheada, así que de vez en cuando comeremos galletas digestive caseras.
Digestive Caseras
24 galletas de 7,5 cm diámetro (400 gr.)

Ingredientes:
  • 204 gr. harina de trigo
  • 44 gr. harina integral
  • 80 gr. mantequilla
  • 50 gr. azúcar
  • 15 gr. azúcar invertido (se me fue la mano y cayeron 20 gr.)
  • 5 gr. levadura química
  • 2 gr. sal
  • 2 cucharadas soperas de agua fría
Método:
  1. Mezcla los dos tipos de harina con la sal y la levadura. Reserva.
  2. Añádele el azúcar y el azúcar invertido. Luego la mantequilla en trocitos.
  3. Amásalo todo. Como verás, lo que obtienes es una especie de migas. Por eso hay que añadirle dos cucharadas de agua. ¡Cuidado! Hazlo de una en una, según la humedad y el tipo de harina puede que dos sea demasiado.
  4. Haz una bola con la masa y deja que repose en la nevera una media hora.
  5. Enciende el horno a 180º C. Extiende y corta la masa según esta técnica.
  6. Hornea durante 20 min. o hasta que estén doraditas.
  7. Disfrútalas al desayuno o la merienda con leche fría o caliente.
Aún me falta jugar un poco con los ingredientes: bicarbonato en vez de levadura química, margarina en vez de mantequilla (las industriales usan grasa vegetal, pero ¡qué pereza!), azúcar moreno, miel en vez de azúcar invertido, cubrirlas de chocolates diversos... ya os contaré.Ahora que me fijo, debería haber hecho algunos agujeritos en mis galletas... la próxima vez será.

3 comentarios:

susina says:
viernes, 14 mayo, 2010

Conguito, chiquilla!!!! qué pasada...te han quedado iguales que las compradas...seguro que de sabor están también riquísimas. Con lo sana que es la fibra...

susina says:
viernes, 14 mayo, 2010

Congui!!! a ver si haces una plantilla para marcarlas y ya lo bordas!!!!!!! je je

Conguito says:
viernes, 14 mayo, 2010

¡Oye! ¡qué buena idea! Existen unas letras tipo las imprentas de juguete pero ¡puf! ¡qué trabajo! Lo de la plantilla me seduce más.