miércoles, 4 de marzo de 2009

Recuerdos

2 comentarios
Imprime esta entrada He estado revolviendo en mis fotos y las de mis padres y me he topado con unos cuantos recuerdos y con otros momentos de los que no me acuerdo, como este: yo con dos años (creo).

Miro esta foto y sé que soy yo porque me lo han dicho, pero ¿qué queda en mí de esta niñita? Supongo que en algún pliegue de mi córtex este recuerdo está archivado, pero no sé llegar hasta él. Una pena. Parezco tan tranquila y feliz con mi circunstancia. Satisfecha al cien por cien. En esta etapa de la vida uno se contenta con bien poco, casi casi que se reduce al cariño de tus padres y hermanos.
Es una de las maldiciones del ser humano: no acordarse de la etapa de más despreocupación y tranquilidad de nuestras vidas, cuando la inconsciencia es casi total: de nosotros mismos y de nuestra fecha de caducidad. Es como el dormir, de bebés y niños nos rebelamos contra el momento de irnos a la cama, de mayores padecemos insomnio (aunque tengo que decir que yo he sido bendecida, puedo dormir hasta de pie).

Resumiendo: menos mal que tenemos fotos que atestiguan la infancia e inocencia.

2 comentarios:

Bridget says:
jueves, 05 marzo, 2009

Awwwww, you were so cute! What happened??? (Just kidding, just kidding :-Þ )

Conguito says:
jueves, 05 marzo, 2009

Life, my friend, life.