jueves, 8 de octubre de 2009

Curso nuevo, clase nueva

2 comentarios
Imprime esta entrada Hoy el enanín ha comenzado una nueva actividad*: clases de guitarra. ¿Le gustará? ¿Llegará a tocar bien (escuchar al profe era un placer)? o por el contrario ¿se cansará como con el piano o cuando le duelan los dedos? Se admiten apuestas.

Por otro lado, hoy he acabado de colocar la última de las fotos perdidas. Diez álbumes y mil y novecientas fotos después (foto arriba, foto abajo) todos los recuerdos han sido clasificados, ordenados y convenientemente enlatados. Misión cumplida. Lamentablemente, esta sólo ha sido la primera fase. Todavía queda rellenar huecos (fotos donadas y nunca impresas de nuevo) e imprimir alguna (muchas) de las fotos digitales.

Por último, he estado cuatro días tirada por las esquinas tumbada por una bronquitis aburrida que pasaba por aquí. Hacía tanto tiempo que no me ponía enferma, que se me había olvidado lo mal que se pasa. Ahora creo que ya no tengo fiebre. Me siento mejor.

*Por favor, no fijarse en el orden caótico de este su humilde cuarto.

2 comentarios:

Madrina E. says:
martes, 13 octubre, 2009

Seguro que no se cansa de la guitarra, en cuanto empiece a cantar canciones como nosotras de jóvenes...¿te acuerdas que divertido? Yo sigo practicando ahora con nueva guitarra, acústica, superchula de color azul muy moderna y juvenil. Me la regalaron por mi 40 cumpleaños. Tengo un libro de 1000 canciones y es una gozada, no veas lo que desahoga en ciertos momentos. También me sirvió de mucho en la adolescencia, me quitaba todos los males de encima tocando y cantando como loca en mi habitación. A ver si también le sirve a tu hijo, anímale de mi parte y dile que hasta que le salga callo en los dedos le molestará un poco pero que después no lo deje que es "guay del Paraguay".
Muchos besos.
E.

Conguito says:
martes, 13 octubre, 2009

¡Cómo me voy a olvidar! Estoy barajando la posibilidad de aprender con él, esta vez con notas en vez de con números.
Besos