martes, 14 de julio de 2009

Huellas

3 comentarios
Imprime esta entrada El domingo amaneció un día precioso. Eso sólo puede significar una cosa: mañana en la playa. Que qué playa: pues Vega, claro.

Llegamos con espíritu explorador. En nuestra playa hay huellas de dinosaurios. La verdad, no me imagino estas enormes bestias paseando por la playa. Claro a lo mejor todavía no era una playa...

Nos pusimos las chanclas y para allá nos fuimos, a la aventura. Aquí los dos aventureros:
Aquí la huella:
Un vistazo más de cerca:
El día era espectacular. En esta parte de la playa ya no hay arena, sólo rocas. Me pregunto cómo llegaron estas enormes piedras aquí: se desprendieron de la montaña o las arrastró el mar? Me parecen enormes, pero la fuerza del océano Atlántico no se puede despreciar.
Cambiando completamente de tercio, además de la playa hay dos otros elementos de la naturaleza que asocio indisolublemente a Asturias:
Las manzanas. Los manzanos comienzan a estar cargaditos.
Las hortensias. Este muro me encanta. Es una explosión de color, con las rosas que apenas consiguen hacerse paso a través.

Bonito, ¿verdad? Pues acabó lloviendo.

3 comentarios:

lunatica says:
miércoles, 15 julio, 2009

Me encantan todas tus fotos, pero sabes lo que mas me gusta de ellas? En tus fotos salen tus chicos, preciosos ellos, siempre sonrientes, llenos de vida y felicidad.

CHUS says:
jueves, 16 julio, 2009

Parece imposible. Estuvimos en LLanes y el día fué espectacular. Nos marchamos a las 9.30 de la playa y aunque nublado ya, hacía calor.

Conguito says:
jueves, 16 julio, 2009

Gracias por tus amables palabras, Lunatica. A mí también lo que más me gusta son ellos.

Pues sí, Chus, acabó lloviendo, pero ya sabes que de Ribadesella a Llanes puede cambiar el tiempo de manera radical.

Besos