jueves, 11 de febrero de 2010

Galletas de Queso y naranja

3 comentarios
Imprime esta entrada No tengo yo la facilidad y el arte para encontrar nombres geniales a las galletas, como la Pulguilla.

Pero vamos, que lo importante es que las galletas están ricas, que al fin y al cabo es lo que importa (el que no se consuela es porque no quiere). Hasta ahora, he de reconocer, no había hecho galletas con sabor a naranja. Estas en concreto están muy buenas, cremosas y crujientes a la par, dulces pero no empalagosas. Diferentes.

Esta receta la encontré en un blog que se tiene el extraño título de Chickens in the road. Hoy va de nombres. Supongo que su historia tendrá, pero yo no la sé.

Estoy yéndome por las ramas que da gusto. No tengo remedio hoy. He hecho algunas modificaciones, como siempre. Esto es lo divertido de las cocinitas. Sin más historias, la receta.

Galletas de Queso y naraja
Unas 65

Ingredientes:
  • 150 gr. mantequilla, blandita
  • 85 gr. queso cremoso para untar
  • 150 gr. azúcar
  • ralladura de una naranja (la receta original, con limón)
  • zumo de una naranja (limón en el original)
  • 270 gr. harina
  • 45 gr. nueces picadas
  • 35 gr. galletas picadas (usé maría integral, que las tenía a mano)
Método:
  1. Bate queso y mantequilla con el azúcar. Añade ralladura y zumo de naranja y mézclalo bien.
  2. Incorpora la harina con una cuchara. Ahora ya no hay que batir tanto la masa. En este momento, la masa es informe y blandengue. La dejamos en la nevera un rato largo para que sea más fácil trabajar con ella.
  3. Mientras tanto, trituramos las nueces y las galletas. Yo lo hago con el mortero. Así saco los malos espíritus del cuerpo. Otro sistema es meterlo en una bolsa de esas para congelar y darles con el rodillo. Ya lo probé, pero la bolsa se rompió. Debo tener demasiados malos espíritus dentro.
  4. Cortamos un pedazo grande de papel transparente de cocina (yo usé dos y medio, depende del diámetro de las galletas). Espolvoreamos más o menos la mitad de las nueces-galletas.
  5. Colocamos la mitad (más o menos) de la masa en forma de tubo sobre las miguitas, rodamos en tubo hasta que esté recubierto por todos lados. Cerramos y ¡a la nevera! ( o congelador, depende de la prisa). Repetimos la operación hasta acabar con la masa.
  6. Cuando ya estén bien duras, los tubos de galletas, encendemos el horno a 190º.
  7. Cortamos los tubos en lonchas. Los repartimos sobre bandejas de horno. Según la receta, hay que hornearlas unos 10 min. A mí, así, me salieron un poco blandas. Me gustan las galletas blandas, pero en este caso, las prefiero crujientes. Las mías volvieron al horno 5 min. más al día siguiente.
¿Cómo os gustan más las galletas, blandas o crujientes?

3 comentarios:

Una pulga más says:
viernes, 12 febrero, 2010

ummm... interesante mezcla. Sueño con repostería soy obsesiva, espero que se me pase pronto este ataque de repostera, porque todo lo que hago lo pruebo y me estoy poniendo redonda.
besin

Conguito says:
viernes, 12 febrero, 2010

Esperemos que no se te pase! con esos brazos de gitanos que nos haces. Por favor, obsesiónate! Vas más a la pisci y listo.
Buen finde

vamosalculete says:
sábado, 13 febrero, 2010

Congui, a mi las galletas: de cualquier manera, así que, lo mejor es no probarlas y, para no probarlas, ni hacerlas, ni comprarlas...jajaja...Aunque creo que a estas no les pondré mucha resistencia...¡qué le vamos a hacer!, la verdad es que se ven con una pinta estupenda.


Un besote, mi solete.


Vamosalculete.