jueves, 4 de febrero de 2010

Barritas de caramelo y merengue

5 comentarios
Imprime esta entrada Este verano, en la posada en Intercourse, me encontré varias revistas interesantes. En una había un artículo sobre adolescentes y por qué son como son. Resulta que su cerebro estrá en plena mudanza, formándose, por lo que están atrapados en sus humores además de percibir la realidad de otra manera que los adultos. Tienen reacciones que ni ellos mismos entienden y que, a menudo, no responden a la situación. Esto les mortifica bastante. La verdad, me está ayudando. Vaya rollo que os he soltado, ¡eh!

También encontré esta receta tan interesante a la par que tentadora. Así, tal cual quedaron, están muy buenas. Los enanos le han dado respectivamente, en una escala del 1 al 10:
  • Enana nº1: 9,90
  • Enano nº2: 9,99
  • Enano nº3: 9,10
La capa superior es igual que la que encontramos en las corbatas, así que creo que la próxima vez espolvorearé unas almendras crudas en cuadraditos. Seguro que le da un contraste fantástico con el dulzor de la barrita en general.

Esta vez me ha dado por hacer un reportaje de las distintas fases en la confección de estas barritas. Aquí está:

Barritas de Caramelo y Merengue
para 24 barritas

Ingredientes:

Para la base:
  • 130 gr. harina
  • 1/2 cucharadita levadura química
  • 1/4 cucharadita bicarbonato sódico
  • 1/4 sal
  • 115 gr. mantequilla, blandita
  • 120 gr. azúcar moreno
  • 110 gr. azúcar blanco
  • 1 yema, tamaño L
  • 1/2 cucharadita esencia vainilla (opcional)
  • 1/2 cucharada agua
  • 170 gr. chocolate negro, troceado
Para el merengue:
  • 2 claras
  • 165 gr. azúcar moreno
Método:
  1. Trocea el chocolate. Resérvalo. Quien dice chocolate negro, dice con leche o como más le guste a uno. El cielo es el límite.
  2. En un bol, mezcla harina, levadura, bicarbonato y sal. Reserva.
  3. Bate mantequilla y azúcares hasta obtener una pomada. Añade la yema, vainilla y agua.
  4. Incorpora la mezcla de harina, sin batir mucho.
  5. Engrasa y enharina un molde rectangular de 23 x 31 cm. (lo compré en Ikea).
  6. Enciende el horno a 175ºC.
  7. Extiende la masa hasta cubrir el suelo del molde.
  8. Espolvorea los trozos de chocolate por la superficie y presiona ligeramente.
  9. Vamos con el merengue. Bate las claras a punto de nieve hasta que estén bastante firmes.
  10. Incorpora poco a poco el azúcar moreno. Como éste es más gordito que el azúcar blanco, yo suelo molerlo primero con el molinillo de café. Así queda perfectamente incorporado.
  11. Extiende cuidadosamente la mezcla sobre la masa y el chocolate.
  12. Hornéalo durante media hora más o menos. Este es el aspecto que tiene el invento al salir del horno, ha subido bastante:
  13. Deja que se enfríe completamente antes de sacarlo del molde y cortarlo en trozos.
  14. Ahí tenemos el chocolate derretido saliéndose por los bordes. ¡Mmmm! La dieta va a tener que esperar hasta mañana.

5 comentarios:

Impasse says:
viernes, 05 febrero, 2010

Puedo decir que son delicioss. Tengo la suerte de haberlas probado.
Y bonitas tambien
Besos

vamosalculete says:
viernes, 05 febrero, 2010

Tienen que estar muy buenas...huuuummmmmm...el contraste, crujiente, de la capa de merengue con el chocolate fundido...¡Uf!...anti-dieta total...jajaja.


Un besote, mi solete.


Vamosalculete.

Conguito says:
viernes, 05 febrero, 2010

No lo podría haber descrito yo mejor, Solete. Pero si las haces, ponles las almendras!

Gracias, Impasse, tú siempre me ves con buenos ojos... y qué dijo la mejor mitad y el enano?

Besos

Una pulga más says:
domingo, 07 febrero, 2010

Esta la tengo que hacer, los siento por mi dieta,pero la hago. Ayer estuvieron unos amigos a cenar...tarta y adiós dieta. Y pensar las vitaminas que me metieron para que engordase... buaaaaa!!!me deben de estar haciendo efecto ahora.
Bsín

Conguito says:
domingo, 07 febrero, 2010

No te olvides de espolvorear el merengue con almendritas. Tienen que estar aún mejor.
Besos