lunes, 8 de febrero de 2010

Avatar

5 comentarios
Imprime esta entrada Ya no somos la excepción. Ayer pasamos a formar parte del ejército mundial de gente que se ha gastado el dinero en Avatar.

No tenía muchas ganas de verla hasta que se me metió en la cabeza que, dicho de una manera rimbombante, esta es una película histórica. Con un antes y un después. Teníamos que verla. Así que arrastré a toda la familia (la enana de morros, los enanos encantados). Por supuesto en 3D. ¡Qué menos que monix!

Resumiendo, os pongo lo que el enano de 10 años dijo en el coche:

- me ha encantado, pero pensé que iba a ser más original.

Imaginaos yo, que he visto muchas más pelis que él a estas alturas!

¿Qué tenemos aquí? Un sofrito de mitologías diversas, con la leyenda del Caballo de Troya pero con final feliz y en color azul. Mira que a mí me gustan los finales felices, pero en esta película en concreto no le pega ni con cola.

Supongo que James Cameron ha captado el imaginario colectivo. Nos ofrece seres atractivos, sin un gramo de grasa, con miembros largos y estilizados (tanto que miden 3 metros y medio), sin un sólo bello en todo el cuerpo pero una cabellera imponente. Para colmo el final de las neuronas salen de la coleta y se pueden conectar a todo bicho viviente que se les cruce: USB vivitos y coleando. Me resulta maravilloso poder controlar todo con el pensamiento, sin esfuerzo se diría. Nuestros admirados na'vi tienen una estética de indios de América, mohicanos vamos. Viven en consonancia con su entorno. De lo más romántico, oye. Nosotros, los hombres blancos, somos malos, malos, malos a rabiar. Queremos destruir su planeta y ¿por qué ? Una vez más por dinero, que todo lo contamina. Si es que no tenemos arreglo... Pero claro, a pesar de todo ese control que pueden ejercer con su USB y de que pueden unirse todos y actuar a una, tiene que ser un homo sapiens (norteamericano para más señas, ya podían ser así en realidad) el que venga a salvarlos.

Es una película entretenida, con buen ritmo, no se te hacen interminables las casi 3 horas y la música también me gustó.

Total, que supongo que lo histórico de la peli es por las técnicas empleadas en rodarla. Seguramente super avanzadas y carísimas. Los que ya no son tan necesarios son los maquilladores, como se hace todo por ordenata...

Lo que me ha quedado claro es que no debemos subestimar la fuerza del marketing. Para esta tarea se invirtieron 150 millones de dólares. Creo que alrededor de un tercio de lo que costó hacer la cinta, que no es poco.

He leído que ya se han puesto a hacer la segunda parte. No gracias.

5 comentarios:

Una pulga más says:
martes, 09 febrero, 2010

...Yo no he picado. Tengo prevención a las cosas que se publicitan tanto.
Bsín

Conguito says:
martes, 09 febrero, 2010

Yes más lista que yo!
Besos

Una pulga más says:
martes, 09 febrero, 2010

no lo creo...

vamosalculete says:
miércoles, 10 febrero, 2010

Yo prefiero vivir en la "ignorancia".

El cine, desde que me los llevaron "allá alantrones"...como que me cuesta un ...(pataleta)¡un huevo, leches!(sigue pataleta)...

Hace 15 días casi pico pero...mi sofá me dió un "alaso" y claro...una nopudo resistirse.

Por otra parte, desde hace un año, más o menos, con el cine, como con los libros; les gustan a todo el mundo..."pos paso"...que luego me cabreo...lo dicho, frefiero vivir en "la ignorancia", me hace más felíz - creo.


Un besote, mi solete.


Vamosalculete.

Conguito says:
miércoles, 10 febrero, 2010

Esta visto que todo el mundo es más listo que yo ¡leñe! Normalmente sigo la norma: cuantos más premios, peor la peli, libro, etc. pero esta vez piqué, piqué de lo lindo. Para la segunda parte ya no pico. Prometido!

Besos