miércoles, 12 de noviembre de 2008

Mi lugar de trabajo (fuera de casa)

3 comentarios
Imprime esta entrada Esta es mi casa de lunes a viernes de nueve de la mañana a dos de la tarde. Bienvenidos.
Soy una simple secretaria. Aquí paso mi tiempo. A veces tengo mucho que hacer, otras no tanto. Como hoy.

Hace muchos años, cuando iba a la universidad esta profesión no entraba en mis cálculos. La vida da muchos giros y a mí me ha traído hasta aquí. Un trabajo tranquilo, en un ambiente amistoso, con compañeros agradables y sin agobios. Resulta que me importa más ver crecer a mis hijos que triunfar profesionalmente.

Podemos intentar un juego: localiza en menos de un minuto mis accesorios, que son esos objetos no necesarios para el trabajo pero que lo tornan más llevadero. Una pista, son tres.

Comparto la oficina con dos compañeros. Uno está actualmente de vacaciones (qué envidia) y otro tomándose un café. Sola al fin. Además de guardar expedientes, mandar cartas y todo ese rollo, tenemos que atender al público. Esta es la ventanilla:
Se aprende mucho cuando hay que trabajar atendiendo público. De la naturaleza humana. Me he dado cuenta de lo sola que está la gente. A la mínima te endosan un capítulo o dos de su vida. También de lo mal educados que es la generación que está cociéndose. Y de lo malhablados que son. A veces me duelen los oídos de tanta expresión soez, de tres palabras, cuatro son tacos. Considero que es un síntoma de falta de vocabulario.

Hablando de la naturaleza humana, el otro día se me olvidó ponerme crema antes de salir de casa. Me di cuenta a mitad de camino, imposible dar media vuelta. Me sentí desnuda. Hay tres accesorios imprescindibles para sentirme bien, segura. Dos son invisibles, pero sin ellos me siento desamparada. Por orden de importancia:
  1. Pendientes
  2. Crema hidratante
  3. Perfume
Sé que no estoy sola. Mi madre ha llegado a comprarse unos pendientes por la calle. Estoy muy triste porque en mayo "perdí" mis pendientes preferidos. Están en algún lugar de mi casa, ¿dónde? Los trasgos lo sabrán. Cada mañana me acuerdo de ellos y cada día con más pena. Me los había regalado mi padre hace ocho años por Navidad.

Cada mujer tiene su concepto de feminidad. Cada una tiene su secreto, puede ser la ropa, el bolso, la manera de peinarse, todo junto...El mío radica en los pendientes, la crema y el perfume. Para otras está en el maquillaje y los tacones. Lo que me quedó claro el otro día es que sin pendientes y/o crema y/o perfume no soy nada.¡Qué pequeños somos!

3 comentarios:

BKO says:
miércoles, 12 noviembre, 2008

Let's see... three things that aren't necessary but which make work more tolerable....

1. Computer: not necessary since it only invites more work (we learn this when our computers crash and we can't work anymore), but nice for surfing the internet when we should be working instead

2. Phone: also unnecessary since it interrupts our internet surfing, but occasionally helpful for finding out how long internet access will be down and whether we can get a ride home from work

3. Stack of blue booklets: this appears to be actual work, which of course we can do without, but it is helpful for looking as if we've been working all along

How'd I do? Did I get them all right?

Seriously, I like seeing bits and pieces of your life and what you're up to. I can imagine you at work now. :-) (But see if you can get one of your co-workers to take a shot of you at your desk -- an action shot!)

I'd supply the same for you, but you can see it all in person when you come. I know, I know, too exciting for words.... ;-)

Conguito says:
miércoles, 12 noviembre, 2008

Cold, cold, cold. I meant objects that don't belong there. For example, my dayly apple, my bottle of water and my jacket, sometimes I get the chills. I don't like how I look on pictures. Like my mother says: goodlooking people don't look pretty in pictures, like we say in Spain "el que no se consuela, es porque no quiere".
Love
Conguito

BKO says:
miércoles, 12 noviembre, 2008

C'mon now, I was just kidding about the three objects.... :-Þ

Anyway, I don't like how I photograph either. I prefer to be on the other side of the camera.