miércoles, 13 de enero de 2010

Conguito y el deporte

10 comentarios
Imprime esta entrada Mi vida deportiva quedó truncada a la temprana edad de siete años. Yo iba para nadadora pero en esa época el asma vino a visitarme. Desde entonces ha sido mi más fiel compañero.

En el colegio detestaba practicar deporte. Si mi profe de gimnasia, Azpeitia (sí, el entrenador de Yago Lamela) me hubiera dicho que llegaría el día en que pagaría para que me hicieran sudar, me hubiera reído en su cara.

Entonces, cuando era adolescente, descubrí que el deporte es necesario para mi equilibrio físico y mental. Descubrí que necesito sudar mis preocupaciones.

Desde ese momento hasta ahora he practicado/ probado varios deportes: natación,aerobic, gimnasia de mantenimento, esquí, tai-chi, jogging, step y por último spinning y tenis. Por agotamiento físico este año no nos hemos apuntado a clases de tenis los fines de semana. Lo siento en el alma, pero es que la semana tiene siete días y los días veinticuatro horas, no da para más. Hay que conseguir trabajar, cocinar, hacer la compra, comer, dormir... incluso descansar. Este año tampoco puedo ir al gimnasio por la tarde. El enano nº2 es un rebelde sin causa y necesita sentir el calor de mi aliento en su cogote.

El lunes comencé a entrenar en la piscina con el equipo de triatlón de mi mejor mitad. La natación me encanta. En el líquido elemento me siento ligera, me muevo con soltura, incluso con elegancia. Me gusta asimilarme al agua, ser una gota más.

Tenía miedo de irme a fondo de la piscina como un plomo tras más de tres años sin nadar. Es más, conseguí vencer los tremendos calambres que me dieron. ¡Lo que hace la vergüenza torera! En definitiva: 1300 mtrs.

Hoy, entrenamiento de nuevo. Parece mentira pero por primera vez en mi vida utilicé aletas. Una sensación muy rara. No conseguí completar el entrenamiento. Aún así nadé 2000 mtrs. Estoy hecha una sirena.

Pero no os preocupeis, Todavía no me he vuelto loca. Este Conguito no va a pasarse al triatlón. La brillante capa de chocolate que me cubre me lo impide.

¿Qué hay de vosotr@s? ¿Qué deporte detestáis y con cuál disfrutáis? ¿A cuál estáis engachad@s?

10 comentarios:

Impasse says:
jueves, 14 enero, 2010

Estupendo que hayas vuelto a la natación. Es un ejemplo que pienso seguir a partir del mes que viene. A mi tambien me produce buenas consecuencias cuando practico. con el cierre de la piscina de CAU me han hecho una faena, pero todo es ponerse en marcha...
Besos

Una pulga más says:
jueves, 14 enero, 2010

Bienvenida al agua. Creo que en mi otra vida tuve escamas, y ahora no puedo vivir sin ella. Todos los días con frío o calor paso(aba) por la piscina. Ahora llevo desde antes de las Navidades sin ir y el cuerpo ya me lo pide.No soy tan ambiciosa como tú, me conformo con 40 largos,y cucha gimnasia dentro del agua.
Nos encanta la bicicleta y la montaña, estamos deseando que llegue la primavera para hacer rutas.
El esquí es mi asignatura pendiente, me gusta la nieve y me deslizo con la tablas, con mucha voluntad, pero sin conocimiento, Guille que ya es un experto quiere enseñarme a bajar , pero de momento me conformo con una pequeña loma cerca de la cafetería y allí hago mis pinitos.
En general nos gusta el deporte, el peque hace judo, equitación y esquí (además de pintura y guitarra eléctrica, que él considera otros deportes) pero mi preferido sin duda es la natación.

Conguito says:
jueves, 14 enero, 2010

Impasse, espero que así sea. La piscina del Cau nos ha hecho una faena, pero en San Lázaro tienes otra. A ver si arrastras a tu media naranja contigo, que falta le hace.

Pulguilla, ¿a qué pisci vas? a ver si somos compañeras de brazada? Yo también hacía 40 largos cuando iba sola. Entrenar en equipo con un negrero que se ha tomado la molestia de hacer un plan y te dice lo que puedes mejorar es un estímulo hasta ahora por mí desconocido. Ya te digo, hice el doble y supongo que algún día conseguiré completar el entrenamiento (espero).

Besos a las dos

Una pulga más says:
viernes, 15 enero, 2010

Pues... puede ser compañeras de brazada, pero no compartiendo el mismo tiempo (ya te hubiera identificado y saludado..Coooonguiii)
Voy a la piscina de Otero, antes en horario de noche, ahora a partir de las 2.30. No me digas que el entrenamiento completo son 5 km., porque eso todos los días te vas a quedar como un palín.
Besín.

vamosalculete says:
viernes, 15 enero, 2010

Yo he estado muchos años sin hacer deporte y, desde hace tres, practico dos veces por semana Pilates, me tiene "enganchá". Voy a un centro especializado que hay en Melquiades Alvarez. Además, los sábados y domingos suelo salir a caminar ( a ratitos correr) por la Filandesa. Otros dos días a la semana voy a la piscina, comencé yendo al Centro Asturiano pero, como iba sóla, me quede por el camino. Hace un año y pico, "mi pequeño gran hombre" se apuntó a un cursillo de natación en el gimnasio Oxys y, hace un año, yo también.

Aunque momentáneamente, por cuestiones de salud, he tenido que dejar el deporte en Noviembre, esta semana ya he comenzado de nuevo a Pilates (Martes y Jueves), también comenzaré con las caminatas (Sábados y Domingos), la piscina, tengo que esperar, calculo que hasta Mayo o Junio no podré volver, pero nada más que el médico me dé el alta......"al agua patos" de nuevo......

Un besote, mi solete.


Vamosalculete.

Conguito says:
viernes, 15 enero, 2010

Ya veo que somos todas unas deportistas. ¿Habrá que fundar el club atlético bloguero?

Pulguilla, coincidimos en la hora pero no en la piscina. ¡Qué pena! El entrenamiento completo varía según el humor del negrero/entrenador, pero creo que es alrededor de 2.500 mtrs. en una hora. Estoy a años luz de conseguirlo. El lunes me meto en el agua antes de que lleguen todos y comienzo antes a ver si así me da tiempo...no creo yo que me quede como un palillo: me gusta demasiado comer.

Fartuquiña, de aquí a las olimpiadas! Hice un poco de pilates en casa una temporadita, pero me tira más el sillón y hacer punto. Al lado de casa han abierto un estudio y estuve a punto de probarlo. Al final venció el gimnasio y la bicicleta con mi mejor mitad. La piscina del centro me deprime. Das dos brazadas y estás en la otra punta ¡así no se puede nadar! tendrían que hacer algo al respecto.

Besos a todas las deportistas

Madrina E. says:
lunes, 18 enero, 2010

A mi me encanta el deporte en general pero no tengo apenas tiempo para practicarlo. La natacion me gusta pero me da pereza por el pelo que me queda horrible si no me lo trabajo después de la ducha. Me gustan mucho las clases de bici cañeras, pero estoy totalmente desentrenada pues no lo he vuelto a hacer desde hace cinco años. TAmbién me gustan las clases de aerobic o step o batuka con coreografías en clases que no estén muy masificadas pero el horario de mi centro deportivo no me va nada bien así que ni lo pruebo.
Pero lo que más me gusta de todo el deporte sin lugar a dudas es algo tan sencillo como caminar deprisa y si voy acompañada mejor. A mi me va fenomenal.
E.

Conguito says:
lunes, 18 enero, 2010

Ey! Madrina E.! Hoy estaba en el entrenamiento de natación (es muy divertido cuando te dicen lo que tienes que hacer, literalmente nadas el doble) y mientras hacía los largos me estaba acordando del verano en la sierra de cazorla: te acuerdas? allí sí que nadamos con Lucien, eh?
y con este frío sales también a caminar? Definitivamente hacer deporte acompañado, el que sea, siempre es más mejor.
Besos

Madrina E. says:
martes, 19 enero, 2010

Qué tiempos los de Sierra de Cazorla....qué bien lo pasamos!
No, no, los días de las heladas ni se me ocurre salir a caminar porque no puedo respirar el aire tan frió, me ataca directamente a la garganta y no quiero.
Como nos han regalado la Wii Fit Plus estas Navidades, hemos movido el body en casa, je,je. Es divertido, la verdad.
Besotes.
E.

Conguito says:
miércoles, 20 enero, 2010

yo tampoco aguanto el aire muy frío. Directamente me da una crisis de asma... Tendremos que incluir la Wii en la modalidad deportes. A este paso llega a las olimpiadas!
Besote