sábado, 30 de enero de 2010

Galletas Brownie

6 comentarios
Imprime esta entrada Estas galletas están buenas, buenas. Se pueden describir con una palabra: chocolate.

Se pueden comer con o sin glaseado y el glaseado puede ser del color que más rabia nos dé.

La receta la cuelgo el lunes, ahora estoy muy, muy cansada. ahora:

Galletas Brownie:
Adaptado de Smitten Kitchen

Ingredientes:
  • 200 gr. harina
  • pizca sal
  • 1/4 cucharadita levadura química
  • 170 gr. azúcar
  • 100 gr. mantequilla, temperatura ambiente
  • 1 huevo, tamaño L
  • 1/2 cucharadita extracto vainilla
  • 30 gr. cacao en polvo
Glasa:
  • 130 gr. azúcar glass
  • 2 cucharadas leche
  • 1 cucharada mantequilla
  • 1/4 cucharadita vainilla o unas gotas de cualquier sabor que queramos, limón, ron, naranja...
  • colorante alimentario en polvo (para no cambiar la consistencia de la glasa)
Método:
  1. Hacemos primero las galletas. Mezclamos harina, sal y levadura en un cuenco. Reservamos.
  2. Batimos mantequilla y azúcar. Le añadimos el huevo y la vainilla. Por último incorporamos en cacao con una cuchara de palo.
  3. Añadimos la mezcla de harina sin batir mucho. Obtenemos una masa que no se pega a la pared del bol. La envolvemos en papel transparente y dejamos que repose en sitio fresco un ratito.
  4. Extendemos la masa sobre un trozo de papel vegetal o, si lo prefieres, sobre una superficie enharinada. La dejamos más bien gruesa, con medio cm. de grosor. Cortamos las galletas de la forma que más nos guste.
  5. Coloca las galletas sobre una placa de horno forrada con papel de hornear o con láminas de silicona.
  6. Cuécelas en horno precalentado a 180º C durante 8 min. Tienen que tener los bordes hechos y el centro ligeramente blando, sino quedarán demasiado duras.
  7. Mientras las galletas están en el horno, hacemos la glasa. Esta glasa me gusta, porque no se hace con claras de huevo que siempre tienen el peligro de la salmonela.
  8. Mezclamos el azúcar glass con la mantequilla muy blandita, casi derretida, la leche y la esencia que más nos guste. Por último el colorante. Con una pizca es suficiente.
  9. Una vez que las galletas están totalmente frías, colocamos la glasa en una manga pastelera, con una boquilla muy estrecha y ¡a decorar! Yo sólo soy capaz de hacer puntitos, no tengo ni habilidad, ni pulso, ni paciencia, pero he visto virguerías por la red.

6 comentarios:

susita says:
sábado, 30 enero, 2010

Espero ansiosa tu receta conguito!!! porque las galletas me encantan y el chocolate también...todo junto ya ni te cuento!!!!! y eso rojo...ummmmmmmm
besos!

Una pulga más says:
domingo, 31 enero, 2010

Podrían sevir hasta para un anuncio de tendencia en moda, "Black&Red. Galletas bautizadas.
Besin

Conguito says:
domingo, 31 enero, 2010

Oye Pulguilla, que tienes un don para esto de darle nombre a las galletas!
Hablando de moda, el glaseado tendría que ser morado...
En breve la receta, Susita,
besinos a las dos

KUBAN says:
domingo, 31 enero, 2010

Esperaremos la receta. Espero que algún día mi esposa se anime a cocinar, aunque, en verdad, sería un milagro. Un abrazo.

Conguito says:
domingo, 31 enero, 2010

Para mí hacer galletas es un calmante, me relaja y me quita hasta el dolor de cabeza.
Un abrazo

vamosalculete says:
lunes, 01 febrero, 2010

¡Justo a tiempo!, ya has puesto la receta y todo...bueno, todo no, te falta el "cafetín"...jijiji...no pasa nada, ese lo pongo yo.

Congui, buenísimas, tienen pinta de estar buenísimas.


Un besote, mi solete.


Vamosalculete.