miércoles, 20 de enero de 2010

Barcelona. Barrio Gótico. Rambla. Puerto

11 comentarios
Imprime esta entrada Nos levantamos llenos de energía y ganas de recorrer la ciudad. Después de echarle una ojeada a nuestra guía: Un Gran Fin de Semana en Barcelona, nos decidimos por el Barrio Gótico.

Comenzamos por la puerta del Obispo, flanqueada por torres romanas.
Bueno esto prometía. Así que fuimos caminando hacia la catedral.
Desgraciadamente están restaurando la fachada, ¡mechachís en el plan e! Además, como era principios de diciembre, un enorme mercado estaba montado delante de la entrada. Nos hicimos paso entre la multitud y conseguimos llegar. Toda ella es muy bonita. El claustro tiene la peculiaridad de albergar a 13 ocas blancas.
Representan la edad de santa Eulalia, una de las patronas de la ciudad, a su muerte por negarse a adorar a los dioses paganos. Viven muy dignamente. Me pregunto cuál será su destino cuando mueren...

Seguimos recorriendo las callejuelas de esta zona antigua y angosta de la ciudad, llamada el Call:
El barrio está lleno de encanto y detalles, como estos letreros para los carros:
evidentemente las señales de circulación son más antiguas de lo que yo pensaba.
Este cartel y su mensaje me parecen bastante irónicos teniendo en cuenta el país en el que vivimos y la falta absoluta de consideración de los viandantes para con sus conciudadanos, ya me han intentado arrollar varias veces como si fuera invisible...

Caminando caminando llegamos a la plaza de San Jaime, donde está sita la Generalidad y el Ayuntamiento.
Desembocamos en la Rambla. Esta me recuerda mucho a mi querida Santa Cruz de Tenerife. Una ancha calle, con un pasillo central para pasear, flanqueado por árboles. En el pasillo central estábamos todos y además las estatuas humanas. Tengo que reconocer que algunas eran muy graciosas:
pero no puedo evitar decirme ¡lo que algunos sufren para no trabajar!

Desde la Rambla se puede llegar a la Plaza Real
Ahí fue donde me di cuenta de por qué me recuerda tanto esta ciudad a Santa Cruz. Son las palmeras. Hay palmeras por todos lados. Me hizo sentir como en un lugar tropical. A lo mejor si vives aquí tienes la sensación de estar de vacaciones siempre.

A un lado de la Rambla está el Teatro Liceo. La verdad que me decepcionó. Lo encontré pequeño y sin sabor. Claro, que estoy hablando de la fachada, por dentro a lo mejor es magnífico. Lo dejaremos para otra ocasión.

También visitamos el mercado de la Boquería. Fantástico lo que allí tienen, pero no tengo fotos, así que tendréis que ir a verlo. Impresionante las pescaderías y las pescaderas: cortan sus productos sin guantes. Supongo que ya ni se dan cuenta del olor...

La Rambla hacia arriba desemboca en la plaza de España, y desde allí ofrece este aspecto:
y por abajo desemboca en el puerto. Si visitáis Barcelona, no dejéis de hacer un pequeño paseo en golondrina.
Desde allí puedes ver la estatua de Colón, el paseo marítimo, naves, barcos trabajando, el Mointjuic. Me gustan mucho los paseos en barco. Este dura media hora y es muy agradable.
Desde allí puedes volver a entrar en la ciudad a través del barrio de la Ribera, si recorres el Moll de la Fusta. Vas directo a la iglesia de Santa María del Mar, más conocida quizá ahora con el nombre de la catedral del Mar. De paso puedes ver la fachada de la casa donde Cervantes vivió cuando visitó Barcelona. Según nuestro librito poco más que Cervantes escribió aquí el Quijote... en catalán. En fins.
Una vez más la fachada tapada. ¡Mecachís en el plan e! Esta iglesia nos encantó. Leímos en nuestra guía que fue construída en tan sólo medio siglo con las aportaciones de marineros, estribadores y cargadores. Así resulta un conjunto muy homogéneo. Es una iglesia amplia, sobria y elegante. Digna de ser protagonista de un libro. Bueno, no tengo ni idea, no me lo he leído...
Y de nuevo al Barrio Gótico. Ahora ya estaba oscureciendo y parece que toda la gente era abducida por la Rambla, de manera que esta parte antigua se quedó casi desierta. Puede que influyera la mala iluminación. Estaba verdaderamente oscura. Sólo una de cada dos farolas funcionaba y debía tener cada una como mucho 30 vatios de potencia.
Nos volvimos al hotel por donde habíamos venido: la puerta del Obispo y sus torres romanas. Pero como no nos habíamos castigado suficiente, en el hotel nvisitamos el gimnasio y nos castigamos un poco más. Es lo que tiene que tu mejor mitad sea casi, casi un deportista de élite.
¿Alguien sabe lo que es este aparato? ¿No? Yo tampoco lo sabía. Tuve que irme hasta Barcelona para descubrirlo. Es un estirador. Sí, como lo oyen. Un mamotreto que sirve para que estires los músculos más y mejor. Por supuesto tiene un libro de instrucciones...

El próximo día la Sagrada Familia y alguna cosilla más.

¿Qué me decís? ¿Conocéis Barcelona? ¿Qué barrio os gusta más?

11 comentarios:

Una pulga más says:
miércoles, 20 enero, 2010

Ya estoy de nuevo aquí.Veo que me tengo que poner al día de muchas novedades. Asuntos familiares me han tenido muy ocupada estos días.
Besinos

Conguito says:
jueves, 21 enero, 2010

Pulguilla, espero que vaya todo bien. Me alegro de que hayas vuelto. ¿Te unes a ratoncill@s de nuevo?
Besín

Una pulga más says:
jueves, 21 enero, 2010

Lo intentaré, aunque no os siga el ritmo.
Lo de tus oposiciones... Buff!!!. Algún día te contaré mi aventura.
Yo también reivindico la labor del ama de casa, sobre todo la educativa. Creo que parte de los problemas que estamos sufriendo es debido al "abandono" al que se somete a los hijos.Yo dejé de trabajar para dedicarme a Guille, y a mi padre que con una enfermedad terrible, me necesitó durante dos años y medio.No me arrepiento, creo que el dinero no es todo en la vida, hay prioridades y cosas más importantes.Ahora que Guille tiene jornada sólo de mañana, había preparado oposiciones (tengo dos aprobadas,una estafa de la que me olvidaré pués nos han tomado el pelo). Si que me gustaría tener mi propio negocio, uno que pudiera llevar a mi ritmo, pero sobre todo que me dejara desarrollar toda mi creatividad. En fin siempre tengo algo entre manos, pués no puedo estarme quieta ni física ni mentalmente.
Besin

Conguito says:
jueves, 21 enero, 2010

Oye, Pulguilla, pues va tomando cuerpo la asociación de amas de casa convencidas!

Me pongo mala cuando comienzan a calcular todo el dinero que las mujeres pierden cuando tienen un hijo. Pero, ¿serán cretinos?

¿Qué tipo de negocio te imaginas montando?

Besinos

Una pulga más says:
jueves, 21 enero, 2010

Precioso el barrio Gótico, impresionante el Supositorio.
Me gustaría algo creativo. Verás mi gran ilusión sería una casa rural en Valporquero (León), donde estan las ruinas de una gran casa de piedra herencia familiar, pero requiere una gran inversión y de momento es imposible, además trasladar a la familia a un pueblo perdido en la montaña...complicado.
De otra forma me gusta la creatividad,me gusta todo lo que tenga que ver con la imaginación, y ya vés ahora empiezo a cogerle gusto también a la repostería.
Quizás sólo proyectos...quién sabe.
besín

Conguito says:
viernes, 22 enero, 2010

A mí no me importaría dejarlo todo y plantarme en Lanzarote para montar un hotelito orientado a deportistas, pero eso es como la cocina de mis sueños: una utopía.
Mientras tanto, seguiré haciendo galletas, bizcochos y demás como una posesa.
Besinos

Una pulga más says:
viernes, 22 enero, 2010

No tanto. Verás: paso algún verano en Cué (Llanes), en unas villas propiedad de "Pepe". Dejó toda su vida en Zaragoza, cogió a su mujer emabarazada y a su pequeña de 2 años y viven muy muy bien de sus 6 villas. Ya se han construido una casa preciosa para ellos. Envidio su decisión, siempre hablamos y me comenta que son completamente felices, en verano mucho trabajo, y los largos inviernos, lectura, excursiones, paseos, relax. Pero todo requiere además de ilusión y decisión, "dinero", ellos heredaron de su abuela una finca inmensa en Celorio.
¿Qué tal va el negocio de las galletas?¿Ya tienes muchos clientes?.
Besin

Una pulga más says:
viernes, 22 enero, 2010

Yo también estoy enamorada de las islas. Me gustó Lanzarote y mucho las playas de Fuerteventura. Tampoco me importarí mudarme definitivamente a su clima. Tengo familia en Santa Cruz,y cuando vienen Asturias, curiosamente lo que más les gusta es la lluvia.

Conguito says:
viernes, 22 enero, 2010

pues prácticamente toda mi familia es de santa cruz, yo misma incluida! mis enanos pasan parte del verano allí, les encanta.

Mis mejores clientes de galletas son mi hermano pequeño y mis padres. Me lo paso bien ideando e introduciendo nuevas galletas, además de actualizando una vez por semana el blog con técnicas y cosas así. El tráfico ha incrementado pero eso es todo. Nadie se decide. Bueno, yo creo que tampoco pediría sin haber probado...
Besinos

Impasse says:
domingo, 24 enero, 2010

Buen paseo por Barcelona.
Bonitas fotos. A trvás de ellas puedo redordarla sin tener que pisarla.
Besos

Conguito says:
domingo, 24 enero, 2010

Ah! Barcelona! Me gusto tanto que me digo: Barcelona, bien vale un viaje!

Besos