sábado, 16 de enero de 2010

Sandwich de Frambuesa

3 comentarios
Imprime esta entrada
Queridos amigos, vamos a retomar el tema de las galletas sin chocolate. Sí, existen. Están ahí. Anhelando ser comidas. Llorosas. Vamos a consolarlas.

Personalmente, me encantan. El contraste del frescor (sí, la mermelada me da esa impresión, no sé si es una descripción afortunada) de la frambuesa con el crujir de la galleta me pierde. Las galletas base están aromatizadas con canela y un poco de almendra o avellana en polvo. No puedo resistirme. Imposible comer sólo una.

En Austria hay una tarta parecida, la Linzer Torte. En realidad es una galleta gigante. Ya la haremos algún día.

Ni que decir tiene que estos sándwiches admiten variaciones:
  • en el relleno, mermeladas de diferentes sabores. Incluso para los que no pueden pasar una semana sin chocolate: nutella o nocilla.
  • en las galletas, aromas diferentes a la canela, como nuez moscada, cardamono, clavo...
  • En el tamaño, grandes, pequeñas o descomunales.
  • En la forma: círculos, corazones, flores, triángulos, cuadrados...
Sándwiches de Frambuesa

Ingredientes:
  • 60 gr. almendras molidas
  • 310 gr. harina
  • 1/2 cucharadita levadura química
  • 1/2 cucharadita sal
  • 1/4 cucharadita canela en polvo
  • 200 gr. mantequilla, blanda
  • 100 gr. azúcar moreno
  • 1 huevo, tamaño L
  • 1 cucharadita extracto vainilla
  • seis cucharadas de mermelada al gusto (en mi caso frambuesa)
Método:
  1. Mezcla almendra molida, harina, levadura, sal y canela. Reserva.
  2. Bate mantequilla con azúcar hasta lograr una pomada. Añade el huevo y la vainilla. Mezcla hasta que esté bien incorporado.
  3. Incorpora la mezcla de harina rápidamente sin remover mucho.
  4. Separa la masa en dos bolas. Envuelve cada una en papel transparente y refrigera al menos durante una hora.
  5. Extiende la masa. Ha de quedar gordita, de 3 ó 4 mm. de grosor aproximadamente y corta la forma que hayas elegido. Coloca las galletas en placas de horno forradas de papel vegetal o láminas de silicona.
  6. Cuece las galletas a 180º C en horno precalentado durante 10 min, o hasta que comiencen a dorarse.
  7. Vamos a preparar el relleno. Como no he encontrado jalea, las hago con mermelada. Calienta la mermelada en un cacito al fuego y cuélala.
  8. Cuando las galletas estén totalmente frías y la mermelada colada aún templada, coloca una cucharadita de relleno en cada galleta. Coloca la tapa (galleta con agujero) y aprieta ligeramente. Deja que se enfríe y...¡a comer!

3 comentarios:

Impasse says:
domingo, 17 enero, 2010

Muy ricas las pequeñas lindzer (¿se escribe así?.
Vale la pena probarlas todas, Yo para San Valentín voy a encargar...ummm... de todassss

vamosalculete says:
lunes, 18 enero, 2010

Huuuuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmm.......me muero por una de estas galletas. Muy buena pinta, de verdad, muy buena pinta.


Un besote, mi solete.



Vamosalculete.

Conguito says:
lunes, 18 enero, 2010

Impasse, así da gusto. Te llevas el premio a mejor fan del mes.

Fartuquina, qué relleno les pondrías?

Besos a las dos