martes, 30 de junio de 2009

Bajo el sol jaguar, Italo Calvino

6 comentarios
Imprime esta entrada Tengo una librería llena de libros. Muchos ya me los he leídos. Otros son de mi mejor mitad. Un tercer grupo está compuesto de obras que me he leído demasiado pronto, no las entendí en su momento. Casi es peor que no haberlas leído, creo.

El otro día buscando un libro me topé con éste. Supongo que ya lo habré leído. Digo supongo, porque no dejó huella en mí. Gracioso, cuando era una niña, de unos 11 ó 12 años, no entendía por qué se guardaban los libros. En mi inocencia infinita, pensaba que una vez leído, ya nunca se me olvidaría, por lo tanto no era necesario guardarlo. Ahora a veces me acuerdo del argumento, a menudo sólo puedo decir si una novela me gustó o no. Será mi memoria de pez.

Italo Calvino es uno de mis autores preferidos. No me importa leerlo de nuevo. Tal vez ahora lo aprecie aún más. Me gusta porque tiene un estilo inquietante. Al principio parece simplemente un relato banal, con una prosa depurada. Luego van apareciendo los detalles, la alarma se instala. Me leo el resto del relato con el corazón en el puño. En cada frase, a cada página, se puede producir la sorpresa. Tal vez la sorpresa es que no ocurre nada. Calvino es un maestro cuando se trata de mantener la tensión. Es como un ruido sordo, al fondo, cuesta darse cuenta, porque no desaparece nunca. No es terror, no es intriga, es una tensión constante, con un estilo literario delicioso. Es muy versátil, siendo capaz de escribir las historias con enfoque y estilo diferente. De pronto te sientes en la cabeza del personaje, como distante y lejano en otro relato.

Esta obra son tres relatos cortos, tomando los sentidos como punto de partida, como inspiración. Una pena que Italo Calvino no pudiera añadir tacto y vista, la guadaña se lo llevó antes.

Si tengo que escoger uno de los tres, me quedo con el olfato, que son tres en uno. ¿Alguien ahí fuera lo ha leído? ¿Cuál fue tu favorito?

6 comentarios:

Madrina E. says:
miércoles, 01 julio, 2009

Querida Conguito: yo no lo he leido y me parece superapetecible. Como tampoco me va la próxima propuesta de ratoncill@s de cafetería, en cuanto me acabe el que estoy leyendo igual me lo compro.
Estoy intrigada: de donde sacas tanto tiempo para leer? porque compaginar varios libros tiene mérito...
Besos.E.

Conguito says:
miércoles, 01 julio, 2009

Hola Madrina E.! Pues a mí no me parece que tenga que sacar tiempo de ningún lado. Simplemente leo todos los días antes de dormir. Leer en mi caso, es casi un vicio, una manía: si no leo, no duermo bien. Eso sí, he eliminado la tele de mis rutinas.
Besos

Tordon says:
jueves, 02 julio, 2009

No lo he leído,pero me apetecería hacerlo(¡Tengo tantos pendientes!).
Aunque mirando la portada, el autor no puede negar que sus padres se dedicaban a la horticultura.
Bss

Conguito says:
jueves, 02 julio, 2009

En lo de libros pendientes, seguro que mi lista es bastante más larga, querido profe, a juzgar por las entradas tempranas en su blog. Ya no nos habla de libros ¡qué pena!

Pues cuando quiera se lo paso.

Besos frutales

Madrina E. says:
martes, 07 julio, 2009

Llevo buscando el libro por toda mi ciudad y por la de mi hermana mayor y no lo encontramos. Está agotado. Ahora tengo más ganas de leerlo todavía. Cuando nos veamos me lo prestas vale????. Gracias. E.

Conguito says:
martes, 07 julio, 2009

Bueno, como tu cumple está a la vuelta de la esquina, te lo mando por correo y me lo devuelves cuando nos veamos. ¿Qué te parece?
Besos