sábado, 3 de enero de 2009

Año nuevo, microondas nuevo

1 comentarios
Imprime esta entrada Nuestro antiguo microondas ha muerto, larga vida al nuevo... El difunto era de mis cuñados (hermana de mi mejor mitad y marido). A ellos les regalaron un super microondas y nos dieron el suyo viejo como regalo de boda. Creo que mi cuñada jamás se ha gastado un céntimo en su hermano, ni en los hijos de su hermano...

Uno no se da cuenta de lo que depende de un aparato hasta que lo pierde. Para unos el horno microondas es un calentador de leche sobre dimensionado. Yo lo uso para mucho más.

Cuando mi enana nº1 llegó a la edad de comer sólidos me compré un libro de recetas de microondas para bebés. Como yo había sido una pésima comedora (ya me curé) tenía miedo de que ella fuera así también (no fue el caso) y no quería estar horas preparando platillos para que luego me los tiraran a la cara. Existen muchos platos que se pueden abreviar usando el microondas: la salsa de tomate, salsa bechamel, sopa de tomate, cremas en general, cocción de todo lo que sea al baño maría...sin mencionar lo útil que resulta si quieres derretir chocolate o mantequilla para diversos postres y tartas.

En fin, después de una breve pesquisa en internet, nos acercamos a la tienda y nos trajimos este bebé a casa. Los microondas han evolucionado mucho. El nuestro además de tener varias potencias, tiene grill y una bandeja crisp para que los alimentos queden crujientes y unos complementos para cocer las verduras al vapor.

¿Qué me decís? ¿Podríais vivir sin él?

1 comentarios:

Bridget says:
viernes, 09 enero, 2009

Mmm. Hate to tell you, but when you come here, you will experience life with no microwave.

Don't worry. I'll support you through it all, and trained psychologists are on call.

:-Þ