miércoles, 21 de enero de 2009

Mantecados

2 comentarios
Imprime esta entrada Otra delicia a destiempo que comemos durante las navidades.

Ya se sabe que hay que ser previsores, así que he decidido colgar esta receta desde ya. Dos razones:
  • estos mantecados están de miedo y se pueden consumir todo el año.
  • tener la receta ya permite organizarnos un poco mejor para las navidades que vienen.
Imagino que se podrán confeccionar estos mantecados con manteca de cerdo. De ahí el nombre, supongo. La mantequilla no debe ser mucho mejor, pero mi receta es así y así se queda. Para los que no teman al colesterol, se puede intentar. Sea como fuere, estos pecaditos tienen que ser racionados en nuestra casa, para que no haya dolores de barriga incontrolados... si lo juntamos con los turrones, peladillas, empiñonadas...

Mantecados

Ingredientes:
  • 375 gr. harina floja
  • 175 gr. almendra marcona cruda y entera
  • 200 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr. azúcar glass
  • canela en polvo al gusto
Método:
  1. Seca la harina en el horno a temperatura suave (100º). Se sabe que está seca cuando deja de oler como harina, el color no cambia, debe quedar blanca.
  2. Tuesta la almendra en una bandeja de horno a 180º , hasta que estén doraditas. Deja que se enfríe por completo.
  3. Mientras, bate la mantequilla blanda con el azúcar glass hasta optener una pomada. Yo hago mi propio azúcar con un molinillo eléctrico de café, pero eso es opción personal.
  4. Con una picadora (un-dos-tres, picadora moulinex y no es broma) tritura la almendra hasta que se convierta en una pasta aceitosa. La consistencia ha de ser de mantequilla blanda. Puedes reservar un puñadito de almendras y romperlas con el mortero para que queden tropezones. Junta la pasta de almendra con los tropezones.
  5. Mezcla la pasta de almendra con la mantequilla. Añádele la harina tamizada.
  6. Amásalo sobre la encimera de la cocina. No quedará demasiado unido, es normal. Puedes dividir la masa y añadirle a una mitad una cucharadita de canela. Nosotros tenemos familiares a los que les gusta y otros no, así hay para todos.
  7. Nivélalo con el rodillo. Corta los mantecados con una forma circular o como más te guste. Con una espátula colócalos cuidadosamente (se deshacen casi con mirarlos) sobre la bandeja de horno ya preparada.
  8. Cuécelos a 190º durante 20 a 25 minutos. Cuidado al sacarlos de la bandeja, si antes se deshacían
  9. Puedes espolvorearlos con azúcar glass o cubrirlos con chocolate medio amargo. A nosotros nos gustan tal cual salen del horno.

2 comentarios:

Tordon says:
viernes, 23 enero, 2009

Estimada Conguito:
Sus recetas hacen que mi dieta se tambalee.
¡Ahora que había hecho buenos propósitos para el año nuevo!
Salu2.

Conguito says:
viernes, 23 enero, 2009

Para las próximas navidades ya estarás en forma y podrás probarlos!