jueves, 9 de octubre de 2008

Rugelach (croissant de queso fresco con avellanas)

2 comentarios
Imprime esta entrada Mi horno vuelve a funcionar. Menos mal, ya estaba mostrando síntomas de abstinencia. Crucemos los dedos para no volver a tener esta experiencia.

Tenemos que agradecer estos bocaditos a la cocina judía. Se pueden rellenar de avellanas, nueces, mermeladas, pasas... lo que uno tenga a mano. Encontré esta receta aquí y no pude resistir la tentación. Me parece perfecto para las magnas celebraciones de mi cumpleaños. Cuando pruebo una nueva receta, prefiero partir las cantidades a la mitad. Si nos nos gusta es menos traumático y además se acaba antes y puedo pasar a otra receta... En este caso hubiera sido mejor hacer la receta entera, están de miedo.

Rugelach

Ingredientes:

Para la masa:
  • 200 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr. queso cremoso a temperatura ambiente (tipo philadelphia)
  • 2 cucharadas azúcar
  • 150 gr. harina
  • pellizco de sal
Para el relleno:
  • 100 gr. avellanas molidas
  • 50 gr. azúcar moreno
  • 5 cucharadas cacao en polvo
  • 25 gr. mantequilla derretida para pincelar
Para el glaseado:
  • 1 clara de huevo batida con una cucharada de agua
  • azúcar para espolvorear
Método:
  1. Mezcla la mantequilla y el queso hasta formar una pasta cremosa. Añade el azúcar, la harina y la sal. Haz una bola, envuélvela en papel transparente y métela en la nevera toda la noche.
  2. En un bol, combina la avellana molida, el cacao y el azúcar moreno.
  3. Extiende la masa fría sobre una superficie bien enharinada. Forma un disco de unos 25 cm. y córtalo en 8 triángulos.
  4. Pincela los triángulos de masa con la mantequilla derretida.
  5. Espolvorea el relleno sobre los triángulos de masa.
  6. Enrolla los triángulos en forma de croissant y colócalos sobre una placa de horno engrasada.
  7. Pincélalos con la clara de huevo batida con un poco de agua y espolvorea azúcar sobre ellos.
  8. Introdúcelos en horno precalentado a 180º durante 20 minutos o hasta que estén dorados.
Se pueden comer un poco templados o fríos. Lo que no se puede es no comerlos...

2 comentarios:

Bridget says:
viernes, 10 octubre, 2008

Hi again.

These are really common where I live, but they're usually apricot or cinnamon, although I've seen poppyseed and chocolate.

Try putting apricot jam in with the filling, or chopped raisins or chopped chocolate bits, and you can also roll them in cinnamon sugar at the very end instead of just sprinking sugar on them.

Yum.

Conguito says:
lunes, 13 octubre, 2008

I'll try them, but my dwarf #3 doesn't like cinnamon...