jueves, 14 de mayo de 2009

Peces

6 comentarios
Imprime esta entrada
Me encanta el pescado: merluza, dorada, lubina, rodaballo, salmón, trucha, sardinas, todo. Para ser totalmente sincera, el bacalao no. Esta es mi cruz. En casa me tienen castigada y muchas veces lo como sólo yo. Al enano nº 3 también le gusta, menos mal.

Y es que ir a la pescadería en este país es un placer. Lo sé de buena tinta. Me he pasado diez años, diez largos años en el extranjero. Allí las pescaderías son un insulto a la sensibilidad y el pescado verdaderamente fresco casi inexistente.

Es una pena que en Oviedo ya no haya rula del pescado.

Me gusta tanto la cantidad de peces diferentes como la calidad. Y eso que esto es una pescadería de barrio dentro de un supermercado (minimercado más bien), en el paraíso donde casi todo lo hay, o sea, el Corte Inglés, es bastante más grande. Llegas, escoges, dices cómo lo quieres y te lo preparan en un pim-pam-pum. Fantástico.

En los países donde he vivido no existe la cultura de comer pescado. Aquí vas un sábado por la mañana y es una fiesta ver lo que la gente compra. Espero que les dure toda la semana y no sólo sirva para la paella dominical...

Aunque ya retorné a este nuestro país hace tiempo, todavía no se me ha pasado la sensación de tristeza en las pescaderías foráneas. Por eso he querido dedicarle la entrada hoy a La Pescadería. Un lujo al alcance de la mano.

6 comentarios:

Tordon says:
viernes, 15 mayo, 2009

Sí, estimada Conguito, a veces olvidamos estos pequeños placeres de la vida.
Gracias por recordárnoslos.

Conguito says:
viernes, 15 mayo, 2009

Siempre un placer, amigo Tordón.

B says:
viernes, 15 mayo, 2009

Once I was in a Chinatown market when an eel made a break for freedom across the floor. They chased him down, but I was rooting for him. ("Go, eel, go!!!!")

I'll have to take you to the Chinese supermarket down the street from my place so you can visit the seafood that's so fresh, it's still swimming... and the frogs that are stacked up on top each other, staring pitifully at you... and the geoducks (clams with "necks" a meter long)....

lunatica says:
viernes, 15 mayo, 2009

A mi me encantan tambien, prefiero el pescado y las verduras fresquitas y crujientes a las carnes. Eso me hace recordar que mi marido se va a pescar el Domingo, cuando tiene suerte comemos pescado fresquito, pero cuando tiene muchisima suerte, comemos pescado hasta aburrirnos ja ja.

Conguito says:
viernes, 15 mayo, 2009

Our trip it's just getting better and better! we may never leave! Counting the days.

Conguito says:
viernes, 15 mayo, 2009

Lunatica, ¡qué buen sentido del humor! me has hecho reir en alto y eso que estoy sola! Creo que en Japón hay mucho pescado fresco donde elegir, si además te lo traen a casa ¡fantástico!