sábado, 27 de marzo de 2010

Crema de tomate en el microondas

2 comentarios
Imprime esta entrada Esta crema es fácil de hacer, incluso si todo lo que tenemos para cocinar es un microondas. La receta sale de El libro de oro de la cocina española. He cambiado poco: cada uno es rey en su cocina. El tiempo de cocción depende de la potencia del microondas, el mío tiene 750 watios.

Crema de tomate
6 raciones

Ingredientes:
  • 1/2 kilo de tomates maduros
  • 4 cucharadas aceite
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharada mantequilla
  • 1 cucharada harina
  • 1 vaso leche
  • 2 vasos agua
  • 1 cubito de caldo vegetal
  • 1 cucharada de nata
  • 1 cucharadita orégano picado
  • sal y pimienta al gusto
Método:
  1. Escaldamos los tomates. Para ello, calentamos en un recipiente profundo bastante agua en el microondas hasta que hierva, introducimos los tomates, les damos un hervor durante un minuto. Ahora la piel es fácil de pelar. Mientras tanto, podemos aprovechar para picar la cebolla. La reservamos.
  2. En un recipiente apto para microondas calentamos el agua con el cubito hasta que este se disuelva, unos 4 min. Reservamos.
  3. Vamos a hacer una bechamel. En un recipiente para microondas, ponemos la mantequilla y la fundimos en el microondas. Incorporamos la harina, formando una pasta, lo cocemos durante unos dos minutos a máxima potencia. Tiene que hacer burbujitas, hervir como quien dice. Cuando huela como a pan está en su punto. Añadimos la leche y lo metemos unos cuatro o cinco minutos más al microondas, hasta que espese y se forme la bechamel. Hay que remover a la mitad del tiempo. Reservamos.
  4. Colocamos en una fuente profunda para microondas (que tenga tapa) el aceite, la cebolla, orégano y los tomates (en trozos grandes). Lo dejamos a máxima potencia durante unos 7 min., con la tapa. Pasamos la mezcla por el minipimer.
  5. Añadimos la bechamel y el caldo, salpimentamos al gusto y lo cocinamos a la máxima potencia durante 6 a 8 min., con la tapa.
  6. Removemos, ponemos la nata y servimos caliente. Se puede servir con algunos trozos de pan fritos, pero como llegaba tarde y todo el mundo estaba esperando cuchara en ristre se quedó así. Tendrá que ser la próxima vez.

2 comentarios:

Impasse says:
domingo, 28 marzo, 2010

Sopa de tomate con un toque italiano, a pesar del origen de la receta. Debe ser por el oregano.
Muy sabrosa y agradable. A repetir
Besitos

Conguito says:
domingo, 28 marzo, 2010

Sí, habrá que probarla con orégano fresco y también con albahaca, cuando estén crecidas.
besos