jueves, 18 de marzo de 2010

Galletas de mantequilla requemada dorada

6 comentarios
Imprime esta entrada A finales del año pasado me topé con una recopilación de galletas para navidades, algo así como "las mejores galletas para celebrar la navidad de los últimos 20 años" (creo que de Gourmet.com). Menos mal que aquí tenemos turrón y otras delicias y nos podemos dedicar a las galletas el resto del año...

Sea como fuere, lo de la mantequilla requemada (en inglés queda mucho mejor: brown butter) (Fartuquina sugiere mantequilla dorada, esto sí que suena bien), me llamó la atención. Tiene la ventaja de que no hay que batir la mantequilla hasta que el azúcar se disuelva. Una gran ventaja. Además, el aroma de la mantequilla requemada es completamente diferente al de la mantequilla normal.

El producto resultante son unas galletas elegantes, con una textura arenosa muy agradable. Se derriten en la boca despegando todo los aromas: acaramelado de la mantequilla requemada dorada, la vainilla (que se puede cambiar por el que más nos guste), el toque de almendra... vamos que me sale la vena poética-hortera.

Galletas de mantequilla requemada dorada
24 galletas

Ingredientes:
  • 100 gr. mantequilla
  • 74 gr. azúcar
  • 1/2 cucharadita de azúcar avainillada (en el Lidl la encuentras, por ej.)
  • 155 gr.harina
  • 1/2 cucharadita levadura química
Método:
  1. Derrite la mantequilla en un cazo a fuego lento hasta que tome color,sin miedo y removiendo a menudo.
  2. Añade los azúcares y deja que se enfríe.
  3. Aparte, mezcla la harina con la levadura.
  4. Incorpora esta mezcla a la mantequilla. Forma una bola de masa.
  5. Deja que repose en la nevera. Mientras tanto, enciende el horno a 180º C y forra dos bandejas de horno con papel antihaderente o láminas de silicona.
  6. Corta 12 almendras marconas crudas a la mitad.
  7. Haz bolitas de un cm y medio de diámetro. Aplástalas un poco con un tenedor y coloca una mitad de almendra en cada una.
  8. Cuécelas durante 20 min. o hasta que comiencen a dorarse.

6 comentarios:

Tordon says:
viernes, 19 marzo, 2010

Pues a mi eso de "requemado" no me suena nada bien. Y encima dice que son arenosas...
Aunque yo de usted me fío.
bss
PD: Feliz día del padre! (porque ya se sabe que detrás de un gran padre siempre hay una gran madre

Conguito says:
viernes, 19 marzo, 2010

¡Feliz dia del padre!
Lo único que se me viene a la cabeza es aquello de "la ignorancia es atrevida". Estas galletas son perfectas para celebrar, por ej. el día de hoy.
Arenosos y requemados besos

Una pulga más says:
sábado, 20 marzo, 2010

NOOOOOOOOO!!! No puedo ver estas galletas... Estos cafres me están pidiendo "LLambionadas", son muy crueles. Hoy es mi primer día de patata, ayer he comprado todas las hierbas... sin comentarios
Besos o mas bien mordiscos

Conguito says:
sábado, 20 marzo, 2010

ánimo, Pulguilla, que nueve días enseguida se pasan!
A mí me consuela mucho cocinar cuando no debo comer, por lo menos que otros disfruten, no?
Besos y ánimo de nuevo

vamosalculete says:
lunes, 22 marzo, 2010

Congui, me encanta esta receta es muy fácil y las galletas se ven delicciosas.

¿No crees que mejor que mantequilla "requemada" le vendría mejor el nombre de mantequilla "dorada"?

Las haré ne breve porque tengo de "tó"...¡ay, mi pobre dieta!

Un besote, mi solete.

Vamosalculete.

Conguito says:
lunes, 22 marzo, 2010

¡Qué razón tienes, Fartuquina! Ahora mismo cambio el nombre.

Para no hacer estragos en la dieta, puedes hornear unas pocas y el resto de la masa se congela divinamente. Las puedes reservar para las reuniones familiares.

Besos