martes, 23 de marzo de 2010

Los tres mosqueteros, Alejandro Dumas

12 comentarios
Imprime esta entrada Los enanos conocen de la existencia de Ratoncill@s. A la enana sólo gusta de novelas románticas (espero que sea una fase), el enano nº3 está descubriendo la lectura pasito a pasito, aún necesita libros con dibujos. El enano nº2 quería leer algo conmigo, para luego comentarlo. Tengo que reconocer que me ha hecho mucha ilusión. Entre medias tuvimos la semana blanca y patatín y patatán. Total, que yo me la he acabado y él aún no. Mientras espero, voy a plasmar mis impresiones, no vaya a ser que se me escapen por alguno de los agujeros de mi cerebro de gruyère.

Recordaba vagamente el episodio de los herretes de Ana de Austria. Lo que me ha sorprendido es que eso es sólo el comienzo. Este es un libro de aventuras en toda regla. Una detrás de otra sin pausa entre ellas. También es una novela histórica. Está visto que la curiosidad de tiempos pasados, los relatos de heroicidades, guerras y demás, siempre han resultado atractivos para los lectores. Para mí, y supongo que para cualquiera tan inculto como yo, ha supuesto una magnífica ocasión para ponerse al día en la historia de este periodo tan convulso de nuestro tan castigado continente. Ahora sé mucho sobre mediados del siglo XVI, los Borbones en Francia, las guerras entre Inglaterra, Francia y España, las guerras de religión... (no por la trama, que está llena de imprecisiones, sino porque me he repasado la enciclopedia). No sólo eso, también he aprendido sobre las costumbres y maneras de vivir. Todo va tomando forma en mi limitada cabeza.

El enano después de comenzar con la versión completa del libro, pasó a la adaptada. No me extraña. Es difícil comprender desde nuestra perspectiva, desde nuestra sociedad relativista, el concepto del honor, el hecho de que por ser un gentilhombre ya no se mentía (bueno, habría de todo como en botica, pero la teoría es la teoría), que todo el que se preciara tuviera un criado, las formas de tratarse, la vida en la corte, ... y fuera de ella.

Durante los últimos capítulos he sufrido mucho. Dumas se recrea en la maldad de Milady, la mala malísima. Milady es la reencarnación misma de la maldad, os digo. Y tú lees y ves que se sale con la suya una y otra vez, dejando un abundante reguero de sangre... y no puedes hacer nada. Sólo seguir leyendo. Lo más angustioso es pensar que tal vez exista gente así. Sudor frío.

A veces mi cerebro le pone cara a los personajes, quiero decir cara de algún conocido. Para mí D'Artagnan es Gene Kelly, ¡qué se le va a hacer!

Por último y una vez más, cada vez me asombra más la capacidad de los escritores de crear otras vidas. Escribir no sólo es tener una prosa más o menos atractiva. Es crear gente. Es contar su historia. Los personajes no sólo son nombres o figuras históricas, no. Tienen personalidad, maneras diferentes de hablar, pensar, actuar. Todos los escritores (los buenos) son, en realidad, psicólogos.

¿Qué me decís? ¿Qué tipo de libros os atraen más?

12 comentarios:

Bridget says:
martes, 23 marzo, 2010

At the moment, I like any book that has nothing to do with adult education or program planning. However, I can't read anything I like. (One more month, one more month, I keep telling myself.)

About the enana and her romance novels, did she ever read that Amish one? Or was it not to her liking? It's certainly a niche market....

Una pulga más says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Me gustan aquellos que me sorprenden, consiguen llevarme a otra dimensión. Aquellos que cuando comienzo a leerlos me siento la protagonista. También los que me hacen pensar y descubrir situaciones y estadios psicológicos desconocidos hasta entonces.
Hay libros que cuando comienzo a leerlos sé que nunca podré acabarlos, que se quedan pendientes en la mesilla de noche llenos de pereza, el último de estas características "Llegó el tiempo de las cerezas" de Nativel Preciado. No me gustan los autores que se pierden en adjetivos y descripciones que no van a ninguna parte.
Me está gustando mucho Madame Bovary, aunque no lo lleve al día, estoy releyendo los capítulos anteriores, está tan lleno de matices, que al no leerlo de tirón constantemente tengo la sensación de perderme algo.
Besín

Conguito says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Go, Bridget, go! Yes, you can!
The enana didn't read the amish book, but i did. I don't think she'd like it, her books must be romantic, with teenagers and, most important, happy endings. Anyway, there were some difficult words, I don't know if she'd understand.

Conguito says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Te entiendo perfectamente, Pulguilla. A veces me obsesiono tanto que me aprendo la biografía del autor, quiero conocerlo, tocarlo, hablar con él. Cuando el libro se termina, paso por una especie de duelo, los personajes que han convivido conmigo, que son mis amigos, ya no están.
También comparto tu opinión de Madame Bovary. Simplemente no consigo dar con el nº de capítulos ideal. Bueno, siempre es difícil poner de acuerdo a un grupo de gente y todos estamos muy ocupados. Yo sola ya me hubiera acabado el libro. Esto de los ratoncill@s me lleva mucho tiempo y tengo tantos proyectos que hay que elegir. Me parece que este va a ser el último libro de los ratoncill@s.

Una pulga más says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Me da mucha pena que dejes el proyecto de ratoncill@s, pero te entiendo. El esfuerzo que has hecho es grande, yo echaré de menos esta forma de leer, entre otras cosas porque nunca me hubiera planteado leer Drácula, M. Bovary...

Conguito says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Bueno, a lo mejor es cuestión de cambiar el formato. Tal vez sea menos trabajo proponer un libro, dar una pequeña introducción sobre autor, época, trama, etc. y cada uno que vaya a su aire diciendo sus impresiones, música, recetas, reflexiones, recuerdos...cuando tod@s hayamos acabado, escogemos otro.

Impasse says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Os acabo de leer a todas, y me han parecido buenas reflexiones. Estoy de acuerdo en cambiar el formato de ratoncil@s, ya que hacer un editorial cada tres capitulos es duro y da,como, mucha responsabilidad; pero ese otro formato que estás pensando está muy bien. Yo disfruto mucho con la lectura compartida; me parece enriquecedora.
Con Madame Bovary estoy de acuerdo con la Pulga en que es tan denso que me lo tengo que releer al menos dos veces, por capitulo y cad vez la encuentro algo que se me había pasado. Es lo que pasa con los escritores que pueden llegasr al fondo del alma humana.
Besos a todas

Conguito says:
miércoles, 24 marzo, 2010

Me alegro de que te guste, Impasse, a ver qué dicen el resto de ratoncill@s.
Besos

Una pulga más says:
jueves, 25 marzo, 2010

Me parece bien, creo que tú te has sacrificado y no hemos estado a la altura, pero el seguir leyendo en grupo es estupendo, como ya te dije son libros que nunca me hubiera planteado, y me gusta la puesta en común, las diferentes formas de ver la misma escena con enfoques a veces dispares.
besín

Conguito says:
jueves, 25 marzo, 2010

Pues Madame Bovary se nos acaba, hay que ir pensando en otro. Única condición: que sea clásico.

Madrina E. says:
martes, 30 marzo, 2010

No, no , no, acabar con ratocill@ no!!!!! Veo que no soy la única que ha pasado una mala racha y no ha cumplido los últimos capítulos. Pero yo no quiero que se acabe, me encanta. A mí me da igual el formato pero que podamos intercambiar opiniones es genial! Como yo propuse Madame Bovary, ahora os dejo a vosotr@s que decidais cuál.
Besos.
E.

Conguito says:
martes, 06 abril, 2010

Madrina E., diste con una obra excelente que a mí, en concreto, nunca se me hubiera pasado por la cabeza porque intenté leerla cuando tenía 15 ó 16 años y no me gustó nada. Nos ha encantado a todos, así que no te cortes y propón.
Besos