sábado, 6 de marzo de 2010

Tartaleta rústica de frutos del bosque

10 comentarios
Imprime esta entrada Ya hacía tiempo que me rondaba en la cabeza este tipo de postre. Me parece de lo más práctico, imagino a los pioneros en América o tal vez también en Europa haciendo las tarteletas de fruta así. No hace falta ningún molde. La masa se extiende, de cualquier manera, se pone la fruta elegida en el centro, se cierra un poco y... al horno.

La masa puede ser quebrada u hojaldre. Para este tipo de tartaletas prefiero masa quebrada. Esta me gustó porque parte de la harina es de maiz. La encontré aquí.

La he hecho con frutos del bosque porque veo la primavera a la puerta como quien dice y salté directamente al verano... ya, no tiene ninguna lógica.

Tartaleta rústica de frutos del bosque

Ingredientes
8 porciones

Para la masa:
  • 145 gr. harina
  • 35 gr. harina amarilla de maíz
  • 1 cucharadita azúcar
  • 1/2 cucharadita sal
  • 100 gr. mantequilla, fría en trocitos
  • 60 gr. yogur
  • un poco de agua fría (la puse a ojo)
Para el relleno:
  • 2 cucharadas azúcar
  • 30 gr. mantequilla, fría en trozos
  • unos 600 gr. frutos del bosque (se pueden poner congelados) o cualquier fruta que nos apetezca.
Método:
  1. Comenzamos con la masa quebrada. Mezcla las harinas, azúcar y sal.
  2. Añade los trocitos de mantequilla. Con dos cuchillos corta la masa hasta que tenga la consistencia de migas.
  3. Añade el yogur, sin amasar mucho. Intenta hacer una bola. Si hace falta añade agua fría, de cucharada en cucharada para no pasarnos.
  4. Cuando la masa esté ligada, haz una bola, envuélvela con papel transparente y deja que enfríe en la nevera por lo menos una hora.
  5. Encendemos el horno a 200ºC.
  6. Cuando la masa esté fría, la extendemos con el rodillo sobre un trozo de papel de hornear del tamaño de la bandeja de horno previamente espolvoreado de harina.
  7. Hacemos un círculo con la masa, bastante grande.
  8. Ahora colocamos la fruta de nuestra elección sobre la masa, dejando unos cinco cm. de márgen.
  9. Cerramos la masa sobre la fruta. Presionamos para que la masa se pegue. Espolvoreamos el azúcar sobre la fruta y un poco sobre el borde de la masa.
  10. Ahora distribuimos los trocitos de mantequilla sobre la fruta.
  11. Deslizamos la tartaleta con mucho cuidado sobre una bandeja de horno y horneamos durante 30 min. o hasta que la masa esté doradita.
  12. Sírvelo templado con nata montada o helado del gusto que más rabia te de. Como yo ya no estaba para bromas, nos la comimos a palo seco... y bien buena que estaba.

10 comentarios:

Bridget says:
sábado, 06 marzo, 2010

Can I please come over for dinner? And dessert? Please?

Conguito says:
domingo, 07 marzo, 2010

You're always welcome!

Tordon says:
domingo, 07 marzo, 2010

Espero ver pronto sus magníficas recetas reflejadas en un libro al uso.
¡Es usted la perdición de mi dieta!
Bss

Conguito says:
domingo, 07 marzo, 2010

Querido Tordon, me siento halagadísima! En lo que respecta a cocina, me temo que está ya todo escrito. En lo demás, ahora que lo pienso, también. En la parte superior de cada artículo encuentra la manera de imprimir aquello que más le pierda.
Un placer verle por aquí.
Besos

vamosalculete says:
domingo, 07 marzo, 2010

Después de la "pitanza" de hoy, esta receta mejor me la hubiese saltado. Ahora estaré toda la semana, "rum-rum", con ella en la cabeza y, mañana, como todos los Lunes...¡TOCA COMENZAR LA DIETA!


Un besote, mi solete.


Vamosalculete.

Conguito says:
lunes, 08 marzo, 2010

¡Pero si esta es dietética, Fartuquina! Es fruta con fruta y más fruta. Le añades sacarina en vez de azúcar y margarina dietética y listo.
Besos

Una pulga más says:
lunes, 08 marzo, 2010

...Pastel vintage?

Conguito says:
lunes, 08 marzo, 2010

No entiendo, Pulguilla, es que soy muy limitadilla.
Besos

Una pulga más says:
jueves, 11 marzo, 2010

Pues verás, ahora a los trapitos, objetos de decoración ... que tienen algunos años y los vuelven a sacar del baúl de los recuerdos. lo llaman moda Vintage. Esa tarta sin molde es como se haría hace muchos años, cuando éstos no existían... por lo tanto "pastel Vintage". Que bobada verdad?

Conguito says:
viernes, 12 marzo, 2010

¡Ja, ja, Pulguilla! Bien que me costó comprender el concepto vintage, tuve que preguntárselo a una amiga muy puesta en moda. Es que yo a eso lo llamo segunda mano.
Le va muy bien a la tartaleta. Eres un hacha poniendo nombres (entre otras cosas)
besos